Ir a contenido
Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal.

El éxito de un cólico nefrítico

Ferran Monegal

Seguramente pasará a la historia de La isla de los mosquitos (Supervivientes, T-5) como el concursante más aburrido y apático de este concurso. Después de dos meses de indolencia, de pereza, y de entusiasmo nulo, Edmundo Bigote Arrocet ha sido expulsado de Honduras. Quizá Tele 5 aspira a que ahora, haciéndole pasar por el Sálvame y el Deluxe les proporcione la alegrías que en 60 días no le hemos visto. No puede decirse que Arrocet haya sido una criatura desagradable o ruin. La verdad es que no ha sido nada en absoluto. Se ha encerrado en una especie de autismo y le hemos visto casi siempre en solitario, a su bola, reconcentrado en sí mismo, retraído, y a pesar de la estupenda soldada que le ingresaban todas las semanas -según advirtieron los cotillas del Deluxe, 24.000 euros cada siete días- a pesar de este caché tan agradecido, Arrocet ha pasado tan inadvertido que me parece que ni siquiera le picaban los mosquitos.

Antes de abandonar la isla recibió la visita de Silvia Tortosa. Le trajo unos tuppers con lentejas, croquetas y raviolis. Un apoyo gastronómico que se ha quedado allí y del que seguramente disfrutará mucho la italiana Paola Caruso. Pasa tanta hambre esta explosiva muchacha calabresa, que el otro día dijo que a quien le trajese una piza le dejaría que le pegase un polvito. En realidad el anodino fichaje de Arrocet se ha visto compensado por estos golpes de la explosiva Paola. También por la peleas y los celos de Gloria Camila, sobre quien circula el rumor de que va a ganar el concurso porque lo tiene pactado en su contrato. Pero sobre todo la gran suerte de Tele 5 han sido los golpes de suerte que le proporciona el destino.

En esta misma gala del pasado jueves, por ejemplo, tuvieron la inmensa fortuna de que al concursante José Luis le diera, en directo, un cólico nefrítico. ¡Ah! ¡Qué éxito! ¡Qué audiencia más magnífica! Consiguieron escenas de alto valor en el Ibex 35. La esposa en el plató, sufriendo, y en Honduras el marido retorciéndose de dolor y hospitalizado de urgencia... Qué alegría para Tele 5. Yo creo que hay alguien en el cielo, alguien importante, que es fan de Supervivientes y les manda bendiciones en forma de cólicos nefríticos.

Queda ahora por ver el juego que dará Arrocet paseándose por los programas. Escarmentados por su apatía, es posible que le saquen siempre acompañado por la señora Campos o alguna de sus hijas. Terelu sería una perfecta partenaire.

0 Comentarios