Ir a contenido
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont se dirigen a la reunión del Consell Executiu, este martes.

Contra la ley, no; solo con la ley, tampoco

Joan Tapia

Nuevo llamamiento de la tercera vía para negociar y evitar el choque de trenes

El tren independentista se radicaliza a medida que va viendo que las posibilidades de un referéndum unilateral, al margen de la ley, son escasas, casi nulas. Por eso se han negado a todas las comparecencias pedidas en la 'comisión Vidal'. Lo revela el argumento del portavoz de JxSí: vivimos en un estado de excepción. Ignorando que dicho estado lo decreta quien tiene la fuerza, que -pese a lo que piensa Lluís Llach, poeta- no es precisamente la Generalitat.

Pero esta semana hemos sabido -por el bocazas exministro Margallo- que, afortunadamente, Rajoy no quiso algo parecido al estado de excepción cuando la consulta participativa. Fue bueno que Margallo perdiera y Soraya ganara, aunque luego la judicialización del conflicto se esté demostrando un camino estéril. Puede servir para dejar sin suministro eléctrico al tren independentista pero no ayuda al diálogo ni a la necesaria negociación.

Y en este improductivo momento que unos llaman "de excepción", mientras el lendakari Urkullu -paciente y que se tragó el sapo de que Patxi López gobernara pese a que el PNV fue el más votado- es recibido en Bruselas por todos los que no quieren ver a Puigdemont, hay catalanistas que siguen manteniendo la cabeza fría.

Así, Portes Obertes del Catalanisme presentó el jueves en el Col·legi de l'Advocacia de Barcelona un manifiesto titulado 'Contra la ley, no; solo con la ley tampoco'. Y el texto es explícito: "El camino de la judicialización no lleva a nada positivo. El inmovilismo menos. Pero llamar a la desobediencia tampoco ayuda a resolver los problemas y además degrada a nuestras instituciones de autogobierno y deteriora la convivencia democrática... creemos que solo desde el diálogo y la negociación se puede cambiar el actual marco legal para reformarlo y adaptarlo a las necesidades e inquietudes de la sociedad actual".

CALLEJÓN SIN SALIDA

Luego, moderados por la periodista Milagros Pérez Oliva, los juristas Eugeni Gay, exvicepresidente del Tribunal Constitucional; Pilar Fernández Bozal, 'consellera' de Justícia con Artur Mas, y el catedrático Xavier Arbos -que arrancó un largo aplauso al criticar la comparación de la democracia española con Turquía hecha en Harvard por Puigdemont- ahondaron en los fundamentos de la posición. Y subrayaron el callejón sin salida en el que el independentismo ha colocado a Catalunya.

El notario Mario Romeo, presidente de la Tercera Via, dijo, al saludar la presencia de Jordi Sànchez, presidente de la ANC, que respetaba a los independentistas porque buscan, como ellos, lo que creen mejor para Catalunya. Pero hoy por hoy todo separa a la tercera vía de un soberanismo que se niega a constatar, o no puede porque ha prometido demasiado, que lo del referéndum unilateral no solo no lleva a ninguna parte, sino que es imposible,

Pero algún organizador me comentó que al menos Jordi Sànchez había comparecido -lo que enfadará a los radicales de la ANC-, mientras que el delegado del Gobierno, Enric Millo, campeón de la 'operación diálogo', debió creer que su presencia no sería bien vista en Madrid. ¿Significativo?

0 Comentarios