Ir a contenido

intangibles

Manifestantes contrarios al brexit cerca de Downing Street, en Londres, el 29 de marzo.

Unos datos del sentimiento proeuropeo

Eduardo Martínez Abascal

Desde el año 2000, la Comisión Europea publica semestralmente una encuesta en la que mide el porcentaje de la población que está a favor, en contra o indiferente respecto a la UE. El gap entre los favorables y los contrarios nos indica el nivel de apoyo de los ciudadanos europeos a la idea de la UE.

Durante el boom económico (hasta el 2007) la idea europea gozaba de amplio favor. Los partidarios superaban a los contrarios en casi un 40% de la población. La crisis económica erosionó muy notablemente este sentimiento, especialmente en los países del sur y en 2013 eran tantos los contrarios como los favorables. Con la recuperación económica también se recupera el sentimiento pro europeo, y ya son un 20% más los favorables. Es un resultado moderado y muy lejano al de 2007, pero muy significativo en caso de referéndum.

Entre los países que manifestaron más entusiasmo por la UE destacan todos los latinos del sur (Italia, España, Portugal, Grecia) e Irlanda (que son medio latinos). En todos ellos el gap entre partidarios y contrarios a la UE alcanzó el +60% en los años de bonanza económica (2000-07).

A la vez, los países en que más decayó el entusiasmo europeo son exactamente los mismos: Italia, España, Portugal, Grecia e Irlanda. El caso más extremo es Grecia que pasó de un gap positivo del +58% a uno negativo del −38%. En 2016 Un 54% de la población estaba en contra de la UE vs un 16% a favor. Los contrarios a la UE superaban a los partidarios en 38pp. Vaya que nadie es partidario. No sería de extrañar que los griegos acaben abandonando la UE. Ojo a España, que pasó de un gap favorable a la UE de 60pp a uno en contra de 20pp en 2013. Ya se ve que somos muy pasionales, y que además la crisis nos ha dado duro.

De los países con menos entusiasmo europeo el primero es claramente UK. Desde el año 2000 casi siempre los contrarios a las UE han superado a los favorables. No es pues de extrañar que ocurra el Brexit. Casi lo mismo ocurre en Austria. Países poco entusiastas son también Suecia y Finlandia. En general los países ricos y que no son núcleo duro de la UE han sido más reticentes a la UE.

Sentimiento europeo, último dato (noviembre del 2016). Pues pinta regular. En la mayoría de países ganan los favorables, pero por muy poco, apenas 0 a 10 puntos porcentuales. Este es el caso de Francia, UK, Italia, España, Bélgica, Holanda, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Un poquito mejor está Alemania, donde el gap es positivo de +16pp.

Los únicos países donde el sentimiento pro europeo es claramente mayoritario (los partidarios superan a los contrarios en 30 ó 40pp) son Irlanda, Portugal y los del Este (Polonia. Bulgaria, Rumanía). Los socios pobres son los más interesados en la unión.

Pero donde realmente enloquecen por la UE es en los países que no forman parte de ella: Albania, Turquía, la parte turca de Chipre, Bosnia, Montenegro.

Con este panorama la cosa pinta regular. Los señores de la comisión europea y los jefes del tinglado deberían ponerse las pilas si no quieren que, por inacción, se vaya todo al traste… y sería una pena (aunque muchos lo deseen).

0 Comentarios