Ir a contenido

tú y yo somos tres

Tú y yo somos tres. Por Ferran Monegal. Una cosa es la edad, otra el ridículo

Una cosa es la edad, otra el ridículo

Ferran Monegal

Decía Pablo Picasso que uno empieza a ser joven a partir de los 60. O sea que el sábado, en Tele 5, tuvimos una gran explosión de juventud. Por la tarde, un especial María Teresa Campos, que el próximo junio cumplirá 76. Y por la noche, en el 'Sábado Deluxe', entrevista a Silvia Tortosa para celebrar que acaba de cumplir 70. Es interesante que la tele, tan obsesionada siempre con el posturismo juvenil, también de cancha a las panteras grises.

Precisamente estos días se ha anunciado que jubilan el programa 'Que tiempo tan feliz'. No se si será una jubilación definitiva, pero en cualquier caso, 'Las Campos' parece que siguen. Este docurreality sobre la madre (María Teresa) y sus dos hijas (Carmen y Terelu), me parece que no agrada del todo a las protagonistas. Carmen, la hija menor de María Teresa, lanzó una advertencia sensacional en la mesa de opinadores y cotillas que montaron alrededor de ellas mismas. Dijo: "Empezamos siendo 'Las Campos' y estamos acabando como 'Las Gipsy Kings'". Efectivamente. Hay que ir con cuidado cuando, a partir de una cierta edad, la tele te ofrece pista en el circo. A veces son propuestas crueles que rozan lo grotesco.

Decía Tarradellas, que era un buen lector de Josep Pla, que lo que no debe hacer nunca un político es el ridículo. Eso también vale para los seniors de la fauna televisiva.

En Estados Unidos se venera a los presentadores que con más de 70 años siguen en pantalla. No solo los venera el público, también las empresas televisivas. Larry King, por ejemplo -al margen de su estilo, a veces muy discutible- fue el entrevistador estrella de la CNN hasta cumplidos los 77. En el mundo del entretenimiento, el pasado diciembre pudimos ver que para preesentar la gala especial sobre los 60 años de existencia de TVE contrataron a Raffaella Carrà, que tiene 74. Y en Latinoamérica, el showman chileno Don Francisco (Mario Kreutzberger) se mantuvo al frente del exitosísimo Sábado gigante (Univisión y Canal 13) hasta casi los 78 añitos.

La septuagenaria Silvia Tortosa -que nadie lo diría, por cierto- ha emprendido un sabio camino. En vista de que el show bussiness televisivo no cuenta con ella ("Las ofertas de trabajo han bajado en picado. ¡Poquísimas!") se ha montado su propio canal en Youtube. Es una estrategia inteligente. O sea, que en la industria audiovisual los años no son el problema; lo terrorífico es que te hagan hacer el esperpento de ti mismo.

0 Comentarios