Ir a contenido

Los tuaregs del Azawad celebran 3 años de precaria independencia

Jordi Vàzquez

El sábado 17 de enero de 2.015 los tuaregs, conocidos como "hombres azules", celebraban con varios actos los tres años de su alzamiento en Mali. Las banderas del Azawad ondeaban y se pintaban en las paredes de las poblaciones del norte de Mali. Azawad es el nombre por el que se conoce el siempre soñado estado tuareg del Sahel.

La caída del gobierno libio de Muamar el Gadafi, en 2011, tuvo un impacto inmediato en los estados vecinos. Uno de los efectos fue la marcha de miles de tuaregs hacia Mali y Níger. Los que huyeron no lo hicieron solos. Se llevaron con ellos mucho armamento y dinero obtenido en medio de la crisis libia. Según la prensa de Mali se trataba de "combatientes por la liberación del Azawad".

Entre los fugitivos había Ibrahim Ag Bahanga, quien murió en extrañas circunstancias el 26 de agosto de 2011 cuando estaba armándose para reactivar la guerrilla tuareg contra Mali. Era perseguido por Francia, Argelia y el propio Mali. Su muerte supuso un alivio para este último. Pocos días antes de morir Bahanga ya apuntaba un claro distanciamiento con Gadafi y decía que los tuareg debían comenzar su lucha propia. Así lo hizo su sucesor, Ana Ag Ateyoub, considerado mejor estratega y más radical.

A raíz de la revolución libia se había fundado en Mali, el tuareg MouvementNationalpour la Libération del Azawad (MNLA) para "defender y valorizar la política pacífica" condenando "la violencia y el terrorismo bajo todas las formas". Uno de sus dirigentes, Moussa Ag Assarid, aclaró los objetivos del grupo: "Esta vez es la independencia o nada".

Con estos tres elementos (caída de Gadafi, refugiados tuaregs y MNLA) se daban las condiciones para una nueva revuelta tuareg, la cuarta. Fue el MNLA quien lanzó una ofensiva militar el 17 de enero de 2012 alrededor de la ciudad de Menaka, en la región de Gao del norte de Mali; ocupando rápidamente a las otras dos regiones tuareg: Kidal y Tombuctú. Los choques posteriores provocaron, según las Naciones Unidas, unos 125.000 refugiados. Altos oficiales tuaregs del ejército estatal desertaron con armas hacia la guerrilla del MNLA que controló un tercio del país ya en el mes de abril de 2012. El día 6 de ese mes se proclamó la independencia del Azawad. A pesar de no ser reconocida internacionalmente a efectos reales sí existe. El MNLA levantó un estado en medio del desierto del Sahel, emitiendo documentos de identidad imprescindibles para circular por el Azawad y aprovechando la ofensiva franco-chadiana sobre Kidal para recuperar esta ciudad donde los islamistas lo habían expulsado.

La aparición de grupos armados islamistas en la zona como AnsarDine, aliada a Al Qaeda, el MouvementUnicité te Yihad en Afrique de l'Ouest y MouvementIslamique del Azawad complicó el escenario. Estos núcleos lucharon contra los secesionistas tuareg y atacaron las zonas que controlaban. El MNLA combatió contra los islamistas no sin problemas pues los yihadistas respondieron con atentados suicidas al propio Kidal contra edificios del MNLA. Sin embargo el movimiento tuareg llegó a acuerdos puntuales aprovechándose tanto de los islamistas como de sus adversarios pro occidentales. De hecho el presidente del llamado Consejo Transitorio del Estado del Azawad, Bilal Ag Acherif, visitó París reuniéndose al gobierno francés para obtener apoyo en la lucha contra los islamistas.

El año 2013 Mali y Azawad firmaron un acuerdo con una tregua y el retorno de la administración de Mali en la ciudad de Kidal. Aunque durante meses se implementó, con no pocos incidentes, en mayo de 2014 la tregua se rompió. Las fuerzas tuareg conquistaron Kidal y rechazaron el intento del ejército regular para recuperarla. Desde entonces, en una posición de fuerza, el movimiento de Bilal Ag Acherif reclama negociaciones al gobierno. El estado tuareg existe de facto, precario pero innegable. Las negociaciones, pues, deberían centrarse en hacerlo efectivo o bien articular una vía para que Malí acepte un autogobierno muy similar a una independencia.

@JordiVazquez

0 Comentarios