Ir a contenido

Cuidemos de nuestro mar

Josep Perelló Palou

El verano ha llegado y nuestro contacto con el mar aumenta exponencialmente. Nos refugiamos cerca del medio marino para superar el calor y el buen tiempo nos invita a apropiarnos del mar como espacio de ocio.

Las conversaciones entre bañistas habituales en la playa de la Barceloneta convienen estos últimos días que este año hay muchísimas medusas. Muchas más que en las últimas temporadas. Lo afirman con fuerte convicción y total seguridad. Sin embargo, ¿realmente es así? ¿Alguien se ha propuesto contarlas? ¿Alguien las ha geolocalizado para saber las diferencias entre las distintas playas de nuestro litoral y según los días?

Uno podría responder que este trabajo es de científicos. Y, efectivamente, lo es. Sin embargo nuestras playas no están plagadas de científicos recogiendo datos de forma exhaustiva, pero sí de personas ociosas que quiere bañarse sin tener que sufrir las molestas picaduras de las medusas. Un grupo del Institut de Ciències del Mar (ICM) del CSIC (por cierto: también ubicado ante las playas de Barcelona) ha sacado adelante un proyecto que requiere de la colaboración ciudadana para responder las preguntas anteriores, sumando un número considerable de observaciones.

El proyecto Alerta Medusas forma parte de la iniciativa Observadors del Mar coordinada por Elisabetta Broglio y que aglutina todos los proyectos participativos del ICM-CSIC. Observadors del Mar parte de la premisa que el medio marino representa dos terceras partes de la extensión total de nuestro planeta, pero paradójicamente es una extensión poco conocida científicamente hablando. Observadors del Mar también pide observaciones de peces invasores provenientes del Mar Rojo que pueden cambiar drásticamente el hábitat marino; de esponjas, para saber si el cambio en la temperatura del mar y en la cantidad de alimento ha afectado su salud; o gorgonas, para conocer mejor el alcance de su mortalidad masiva debido al aumento de la temperatura del agua. Estos otros proyectos se imaginan con la colaboración de submarinistas o pescadores, no de bañistas, pero toda contribución es bienvenida. No podemos quedarnos de brazos cruzados y olvidar nuestra responsabilidad con el mar.

Observadors del Mar se explicó a quien estuviera interesado durante la Festa de la Ciència i la Tecnologia del pasado 15 y 16 de junio. El espacio de Ciencia Ciudadana de la plataforma Barcelona Laboratori que impulsa la Dirección de Creatividad e Innovación del Institut de Cultura de Barcelona permitió conocer proyectos como el mencionado.

Post publicado en el portal de opinión 50x7

0 Comentarios
cargando