Ir a contenido

Ideas en la red. ¿Y para muestra? Un botón

Anna Pacheco y Andrea Gómez

Ivan Montes, 25 años, y Sergi Jonama, 27, desarrolladores de aplicaciones y administración de sistemas informáticos. Eloi Alcaide, 24 años, Publicidad (UAB)

Un consejo (sobre)saliente: a todos los jóvenes; primero, aspirad a algo. Y a partir de aquí, 'picar molta pedra', trabajároslo muchísimo. Decir con 22 años que aspiras a ser funcionario no es una opción. Es un plan válido, pero alternativo. Primero hay que cumplir los sueños.

Si algún día ven tres motos por Carrer Aragó hacía arriba con pegatinas de círculos de colores, no se asusten. Son ellos. Eloi, Sergi e Ivan. Las pegatinas en realidad simbolizan lo que en su día fue un gran proyecto, un boom: el portal estoesdemasiadoparamicabeza, una página web repleta de botones de colores a los que al clickar cualquiera de ellos sonaba una frase del programa de televisión Alguna Pregunta Més? Imagínense, con solo un pequeño click uno podía pasar del "Cierra la pó que parece que va a lluvú" al ya clásico grito de guerra ¡cuidaoooo!. Hubo un tiempo en que no había grupo de amiguetes, cena o fiesta donde no hubiera alguien que sacara el móvil para interrumpir con un grito del programa de TV3. Y ellos tan contentos, con menos de 25 años habían conseguido un producto totalmente viral. La fama.

El ideólogo fue Eloi Alcaide, el publicista, junto a su amiga Montse. De esas cosas que no sabes ni cómo ni cuando te pasan por la cabeza y decides probar. "Nosotros no nos lo pensamos, la idea principal era poder hacer el tonto un rato con los amigos. No estaba nada premeditado". La botonera inicial era un tanto cutre, "al principio estaba hecha de forma rudimentaria", dice Eloi entre risas "ni en publicidad ni en periodismo te explican como programar una página web". Eso es cierto. Pero nada de eso impidió que desde el día 1, minuto 0, empezarán a sumar el contador de visitas a un ritmo de vértigo. El primer día, 50 visitas. El segundo, ya iban por las 300. Luego 400, 500...700. ¡Pero es que al cuarto día ya habían llegado a las 23.000 visitas!

Y luego llegan las llamadas de las radios, medios y periódicos. Hasta que llega la llamada de los servicios jurídicos de TV3. "¿Qué estáis haciendo?", nos preguntaron, "nos pidieron que por favor cerraramos inmediatamente la web que era ilegal, porque en el nombre inicial aparecía la palabra APM". Y de ahí llega la llamada, la importante, la de la productora del APM diciendo que les encanta lo que han inventado. Y sin quererlo ni beberlo pasan a formar parte del equipo de humoristas. Y es aquí donde aparecen ellos, Sergi e Ivan, los fuera de serie, los jóvenes programadores que dan forma a la genialidad de Eloi y Montse. La web pasó a ser una auténtica página web, mejorada y con nuevas prestaciones.

Y de ahí surge una amistad, un sentimiento de equipo. Se sienten con fuerzas para hacer muchas cosas juntos. "¿Y si nos juntamos en serio y hacemos cosas serias en una de esas oficinas serias como empresas de verdad?" Y se ponen. Objetivo: crear una empresa de 0 con los amiguetes y a venderse al mundo. Ahora son wwwarcelona, "un laboratorio web afincado en Barcelona", y ¿qué hacen? pues de todo un poco, desde diseño y programación de páginas web, a desarrollo de apps y soporte técnico en general. Eloi es el diseño, la imaginación, el que aporta la parte emocional a los proyectos; Sergi e Ivan son los cabeza pensantes y los inventores y los que convierten las ideas utópicas en realidad. Aquello de "¿como se pone este botón en la web?", "¿Por qué no puedo mandar la newsletter a todos mis contactos?" o el clásico pánico del "¡se ve todo negro! ¿qué he tocado?". Todo esto son grandes dramas para los simples mortales, para ellos es pelearse un poco con el HTML y listos.

Mientras hablan, no pueden despegarse de la jovialidad que les pertenece. Son veinteañeros, son jóvenes y expertamente inexpertos. Llevan tiempo como equipo, como compañeros de trabajo y eso es un máster impagable. Aprendes de números, de facturas, de gestionar crisis internas, de horarios malditos cuando no se acaba un proyecto, de papeleo jurídico. "Nadie te ha preparado, aprendes a base de guantazos". Pero se nota que trabajan en algo que les apasiona y que que son sus propios jefes, es su proyecto, su niño. No podrían vivir sin Internet (¿lo dudaban?), comparten el gusto por la comida japonesa, Ivan admira a Mark Zuckerberg, son perfeccionistas, positivos, busca-soluciones y odian las prisas, aunque a veces sean inevitables. Tienen la opción 'crear' como predeterminada. Están configurados para idear e ingeniar. Tres bombillitas (siempre encendidas) reposan encima de sus cabezas. Workaholics a tiempo completo. "Las ideas --explican-- se te pueden ocurrir mientras te duchas, haciendo la cena o cortándote el pelo".

Los miércoles es cuando se suelen reunir para exponer nuevas proyectos. ¿Menú del día? Galletas Principe doble choco, muchos papeles, un ordenador por persona y debates hasta altas horas de la madrugada (prolongables, si se tercia, a conversaciones infinitas por Skype). ¿Y los proyectos en marcha? Muchos y variados. Han trabajado para el diari Ara creando una herramienta que recoge todo lo que se cuece en las redes. Tuits, hashtags, los 'me gusta' de Facebook, todo queda registrado por un robot creado en wwwarcelona para colocarlo luego en la web. Qué bonito imaginarse un mini robot leyendo tuits.

Y tener una mente incansable y sed de nuevos proyectos es lo que tiene. No paran. También han creado una plataforma para que las galerías de arte puedan gestionar sus obras y contactos. Empezó como un proyecto para una galería concreta, y de ahí ellos muy rápidamente han sacado un producto en un periquete: Hericloud. Hola galeristas, si queréis tener todo en orden, ya sabéis. Y también han colaborado con una de esas locas plataformas que nadie sabe si se quedará en nada o pegará el bombazo de la era virtual. Es Getgetone y la idea es tan loca que se trata de que personas y empresas pueden adquirir un territorio virtual en cualquier ciudad. Tienes tu parcela y ahí cuelgas tus fotos, vídeos, juegos y demases. Y cuando una persona entra en 'tu territorio' con el móvil, pues todo eso que se encuentra. Y también han hecho la bonita web de un portal de viajes programados en Bilbao y Barcelona. Una web diseñada, desde cero, y que todavía hoy recuerdan el sudor y lágrimas que les costó.

Y esperen que hay revolución en el sector. Están trabajando en una webapp para iPad --para los no entendidos, ergo para todos-- es muy similar a una aplicación pero con la facilidad que está en formato web. Lo novedoso: es especial para doctores. Se trata de una web que servirá a los médicos para enseñar a los pacientes sus dolencias y el diagnóstico pero de forma bonita. Como la típica libreta con el historial que todos hemos visto en House pero con dibujos, gráficos del cuerpo humano y vídeos que son más entendibles que la frase de "lo que usted tiene es una elongación del ligamento peroneoastragalino anterior", cuando en realidad quieren decir que tienes un tirón en la rodilla. Las cosas claras.

Nos cuentan proyectos y todo parece emocionante cuando te lo cuentan con pasión. Pueden quedarse charlando hasta horas intempestivas, comparten archivos sin parar, almacenan futuros proyectos en Google Docs, se van de tapas y agotan las Principe del tirón en una madrugada. Los programadores adoctrinan (como buenamente pueden) a Eloi con el código HTML y demás lenguaje informático del todo ininteligible, mientras que Eloi se esfuerza en hacer entender a Sergi e Ivan por qué el color rojo y la letra bold queda mejor que el amarillo chillón en cursiva que habían planteado. Y es que más que compañeros de trabajo, son amigos que comparten un trabajo.

Post publicado en el blog Jóvenes (sobre)salientes

0 Comentarios