Ir a contenido

CAMBIOS EN EL GRAN TEATRE

Roger Guasch deja la dirección del Liceu

El director cerrará en marzo su vinculación con el coliseo barcelonés, que ha capitaneado desde octubre del 2013

Liceu ROGER GUASCH

El director del Liceu, Roger Guasch.  / AUGUST BLAZQUEZ

Roger Guasch cerrará el próximo marzo su etapa al frente de la dirección general del Gran Teatre del Liceu tras haber acordado con el presidente del Patronato del coliseo, Salvador Alemany, su desvinculación de la institución cultural que ha capitaneado desde octubre del 2013, cuando sustituyó a Joan Francesc Marco. 

Experto en gestión de empresas y doctor en Ingeniería Química, Guasch llegó a la entidad con el objetivo de lograr su viabilidad en pleno periodo de crisis económica y de mantener y mejorar la calidad artística del teatro y de su coro y orquesta, sus dos cuerpos estables. Según la nota difundida por el teatro lírico, la gestión del director general ha "contribuido al saneamiento económico de la institución -que cuenta con equilibrio presupuestario desde hace tres temporadas- y a la recuperación de su imagen y carácter social, dentro del Plan Estratégico del Liceu 2014-2017", que diseñó y ejecutó el propio Guasch, quien también ha sido el responsable de diseñar y empezar a implementar un nuevo plan estratégico hasta el 2021, que próximamente deberá aprobar el patronato. 

Plan de ajustes

Guasch, que, según el comunicado, ha tomado la decisión de abandonar el Liceu con el propósito de iniciar "una nueva etapa profesional", considera que dirigir el Liceu "ha sido un privilegio" y valora positivamente los cuatro años de gestión. En este tiempo, se apunta desde el Gran Teatre, las tres últimas temporadas se han cerrado con equilibrio económico, dejando atrás los resultados de déficit de la del 2013-14. También han mantenido una tendencia al alza los niveles de mecenazgo y patrocinio. Todo ello ha sido posible después de acometer un duro plan de ajustes que supuso, entre otras cosas, la salida pactada del exdirector artístico Joan Matabosch, que en la actualidad ocupa ese puesto en el Teatro Real de Madrid. 

A nivel creativo, en la etapa de Guasch, y bajo la dirección de Christina Scheppelmann, se han combinado las propuestas más clásicas con apuestas rupturistas como 'Elektra', de Richard Strauss, con la dirección musical de Josep Pons o 'Tristán e Isolda' en la versión de Àlex Ollé, de La Fura. También se ha renovado, este noviembre, hasta el 2022, al director musical del Liceu, Josep Pons. 

Asimismo, en estoa años se han recuperado los derechos audiovisuales y se han desarrollado proyectos como el 'Liceu al Territori' y 'Liceu a la fresca'. El pasado junio también se logró un acuerdo salarial que dejaba atrás el conflicto laboral de años anteriores, con amenazas de huelgas y suspensión de representaciones. 


 

 

Temas: Liceu

0 Comentarios
cargando