Ir a contenido

CONFLICTO PATRIMONIAL

El juez autoriza el uso de la fuerza para entrar en el Museu de Lleida

Una providencia emitida este jueves da luz verde a la Guardia Civil para retirar como sea las obras de Sijena a partir de las 00.00 horas del lunes

Natàlia Farré

zentauroepp41113016 lleida 28 11 2017 museu diocesa de lleida caixes sepulcrals171129192943

Una de las cajas sepulcrales de Sijena que custodia el Museu de Lleida. / RAMON GABRIEL / DEFOTO

Con Sijena todo es posible y nada es absoluto. Nadie sabe qué pasará el lunes. Y nadie se aventura a hacer predicciones. La fecha en cuestión es la marcada por el juez (el pasado día 4) para que las fuerzas de seguridad y los técnicos de Aragón entren en el Museu de Lleida en busca de las 44 obras del monasterio oscense custodiadas por el centro y reclamadas por la comunidad vecina. Y este jueves ha sido día de providencias y recursos. Por un lado, el juez provisional del Juzgado número 1 de Primera Instancia de Huesca ha dictado un nuevo auto autorizando a la Guardia Civil a usar la fuerza para entrar en el museo y hacerlo a partir de las 00:00 horas del lunes. Por otro, la Generalitat ha presentado recurso de oposición, el Ayuntamiento de Lleida ha presentado un recurso ante el juzgado de Huesca pidiendo la anulación de ejecución de la sentencia y el Consorcio del Museu de Lleida y la Diputación han pedido medidas cautelares ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. No solo eso, también se ha suavizado el discurso de Íñigo Méndez de Vigo, ministro y 'conseller' (en aplicación del artículo 155) de Cultura, en lo referente a los plazos de entrega.

"Ya he dicho que las sentencias se ejecutan y se cumplen y así lo haremos, pero teniendo en cuenta que son cosas que requieren un cierto tiempo para que esos bienes, que son preciosos, no sufran deterioro alguno". Esa ha sido la respuesta dada por Méndez de Vigo a la pregunta de si iba a cumplir con la fecha de entrega. La novedad en el discurso radica en la necesidad de "un cierto tiempo". Y pese a que en su día, cuando como 'conseller' fue requerido a cumplir con la ejecución provisional de la sentencia que obliga a trasladar los bienes al cenobio, afirmó: "Creo que ya ha habido muchos recursos y en este caso es bueno proceder", este jueves no se ha opuesto al de la Generalitat.

Todo es posible  

Los letrados catalanes piden la suspensión cautelar de la ejecución para no caer en "indefensión". Argumentan, entre otras cosas, que solo han dispuesto de un día hábil para proceder al traslado voluntario (teniendo en cuenta la fecha de la providencia y todos los festivos habidos), algo "a todas luces, insuficiente", afirman. También piden la nulidad del plan aportado por Aragón para recoger las obras: "no está firmado, no existe constancia alguna de quien lo emite, ni el órgano del que proviene", además de cuestionarlo, ya que no se ha entregado entero al Museu de Lleida y no prevé la intervención de los técnicos catalanes.

Supervisar el trabajo y documentar el estado en el que salen las obras por parte del museo es básico, pues se trata de la ejecución provisional de una sentencia que no es firme. Es decir, en caso de que el fallo definitivo (la última instancia recurrible es el Tribunal Supremo) sea favorable a Catalunya, las obras deberían volver y deberían hacerlo en las mismas condiciones de conservación en las que partieron.

Así las cosas, con una providencia autorizando el uso de la fuerza (y sin tiempo para oponerse), cuatro recursos en marcha y tres festivos de por medio, nadie se aventura a predecir qué pasará el lunes. Día marcado por el juez para entrar al museo y primer día hábil judicialmente hablando. Lo dicho, todo es posible.

0 Comentarios
cargando