Ir a contenido

Un "Diccionario sentimental" recorre la cultura y la mitología irlandesas

Alfredo Valenzuela

"En busca de la isla esmeralda" es el título de un "Diccionario sentimental de la cultura irlandesa" en el que el poeta, ensayista, novelista y traductor Antonio Rivero Taravillo recorre la mitología, la historia, la literatura, la música y la geografía de un país por el que siente devoción.

Publicado por Fórcola, que ya dedicó otro "Diccionario sentimental" a la cultura inglesa a cargo de Ignacio Peyró, y otro a Argentina, firmado por Blas Matamoro, se ofrece no como un libro de consulta sino como "el testimonio personal de una prolongada pasión".

En efecto, Rivero Taravillo ha explicado a Efe que este "Diccionario" comenzó a fraguarse hace 35 años, cuando empezó a escuchar música irlandesa y a interesarse por su cultura, su lengua y sus letras -el autor ha traducido obras literarias del inglés y del gaélico-.

Y ha confesado que en su obra hay "mucho de capricho, de hablar por hablar, de digresiones, de bucles, de portillos que llevan de un prado a otro; está escrito para la consulta y la información, pero sobre todo para la diversión y el entretenimiento, con entradas obvias y otras que no lo son tanto, y con ausencias, silencios y fantasmas".

Según Rivero Taravillo, "Irlanda ha tenido episodios sórdidos, pero a la postre lo que prevalece es un halo de romanticismo, de poesía, de humor, de belleza, de bonhomía".

Y de todo eso se ocupan las entradas del libro, que "también explora las numerosas conexiones de Irlanda y España desde tiempos prehistóricos hasta la actualidad".

"Presto especial interés a los escritores, tanto en irlandés o gaélico como en inglés, porque la literatura es uno de los principales activos del país, que tiene tanto talento para la palabra como sus campos para producir ese verde que cautiva y que ha ido a parar al color con el que se identifica a Irlanda y a una de las franjas de su bandera".

"También la historia, tan conflictiva en la lucha por la independencia -en este caso, con motivo-, tiene mucho peso en el libro", ha añadido.

Rivero Taravillo ha calificado de "bendita" la música irlandesa porque, por su belleza, permite "evadirse de lo más comercial y trillado".

El autor ha admitido que la escritura del "Diccionario" le ha supuesto "mucho trabajo de campo -del cual no hay que excluir al pub-", además de "investigaciones y traducciones propias, intuiciones, reflexiones; invitaciones, en definitiva, a un país que desde luego merece el adjetivo de 'único'".

También ha recordado que "En busca de la Isla Esmeralda" ha salido de la imprenta en el aniversario de Maureen O'Hara, de ahí que haya bromeado y, "tomándole prestado el guiño a Flaubert y lo que él dijo de 'Madame Bovary', puedo decir que el 'Hombre Tranquilo' soy yo".

Al recordar a John Ford, de quien ha dicho que "no veía el momento de rodar en el país de sus antepasados la gran película que luego fue 'The Quiet Man'", ha señalado que, como le sucede al protagonista de la película, él mismo, en este libro, ha vuelto "al terruño, al solar de sus fantasías célticas".

"El pueblo de la película, Innisfree, no existe sino que es una localidad de la imaginación basada en el nombre de un poema famoso de Yeats", y los paisajes de Ford pertenecen a los condados de Galway y Mayo, y a la localidad de Cong, que presta su decorado al cine", ha explicado.

0 Comentarios
cargando