Ir a contenido

ENTREVISTA

Joyce DiDonato: "Los puristas no me atemorizan"

La mezzosoprano norteamericana reaparece en el Liceu con 'In War & Peace', un concierto barroco tanto en lo musical como en la puesta en escena

Marta Cervera

fcasals38677524 joyce didonato170530192626

Joyce DiDonato en una imagen promocional de Il Pommo dOro. / periodico

La mezzosoprano norteamericana Joyce DiDonato recupera canciones de guerra y paz del Barroco para reflexionar sobre la barbarie y la humanidad. Los atentados en París de hace dos años la llevaron a crear este repertorio publicado en el disco 'In War & Peace', que este domingo presenta en el Gran Teatre del Liceu. DiDonato va más allá del típico concierto en esta actuación, con una teatral puesta en escena que, además de los músicos del conjunto Il Pomo d'Oro, inlcuye a un bailarín.  

¿Qué aporta este repertorio en los tiempos actuales? Las canciones barrocas nos sirven para comprender mejor la desazón actual y, espero, para aliviarnos. La primera obra del concierto, 'Escenas de horror, escenas de aflicción', describe a la perfección lo que todos vemos en las noticias y lo que muchos de nosotros sentimos al verlas. De forma subconsciente, esta música de hace siglos nos reconforta, porque el retrato de la condición humana que hace es absolutamente moderno.

"Las canciones barrocas nos reconfortan porque el retrato que hacen de la condición humana es absolutamente moderno"

¿Hay alguna pieza con la que conecte especialmente? No hay una sola nota o palabra de este espectáculo con la que no conecte. Cada pieza ha sido seleccionada con sumo cuidado y colocada en un lugar determinado para contribuir a crear una narración. Sin embargo, a medida que se ha ido desarrollando el concierto, me he dado cuenta de que la auténtica batalla se libra en realidad dentro de cada uno de nosotros. Es algo que representa muy bien el aria 'Pensieri, voi mi tormentate', de la ópera 'Agrippina', de Handel.

Hay un gran contraste entre las escenas de horror y las de paz. ¿Cómo se prepara para dar ese salto en el escenario? Este espectáculo es el fruto de toda una vida de preparación. Ahora siento que la música está arraigada en mí de forma más profunda. Es un privilegio y un placer poder recuperar estas piezas de una forma más espontánea y poder responder, de alguna manera, a lo que el público trae consigo cuando entra en la sala. 

Cuida al detalle toos los aspectos del espectáculo, más allá del musical. ¿Tuvo claro desde el principio cómo iba a ser 'In War & Peace'? Sí. De hecho, el espectáculo sigue los patrones del barroco, un género muy teatral y muy extremo en su representación. Por eso me he permitido la licencia de jugar con la luz, la danza y también con extravagantes vestidos y maquillaje. Es como insuflar nueva vida a la decadencia de la época barroca desde la modernidad.

"Los grandes cantantes y compositores de ópera nunca han dado bola a la gente que se dedica a dictar cómo deberían ser las cosas"

Entre sus póximas óperas figuran 'Norma', 'Semiramide' y '‘Dead Man Walking'. ¿Qué le hace decantarse por uno u otro título? Siempre intento hallar un equilibrio entre bel canto (una categoría en la que incluyo también la música barroca) y otros roles que me ponen a prueba y expanden mi repertorio. En los próximos meses cantaré Handel, Mozart, Bellini, Rossini, Heggie, Berlioz y Massenet. Hay un equilibrio. ¡Esta selección me llena de  felicidad y mantiene saciada mi curiosidad artística!

¿Tiene algún otro reto a la vista no apto para puristas? Los puristas no me atemorizan en absoluto. Seguramente, los grandes cantantes y maravillosos compositores de nuestra brillante forma de arte (basada tanto en la tradición como en la innovación, ¡por fortuna!) nunca han dado bola a los puristas que se dedican a dictar cómo deberían ser las cosas. Odio la pababra 'debería' y encuentro inspiración en los grandes innovadores de la ópera, aquellos que rompieron las reglas en su día, de los que fueron más allá de los límites y se revelaron para crear arte a pesar de los críticos y puristas. De la misma forma, aplaudo a aquellos creadores que entienden qué es lo que el público quiere y se lo dan. Hay espacio suficiente para ambos extremos y aproximaciones en el mundo del teatro. Mi única preocupación ante un proyecto es saber saber si me va, si realmente yo puedo aportar algo. Si me siento segura respecto a un determinado rol o programa, entonces no tengo ninguna duda. Me lanzo.

0 Comentarios
cargando