Ir a contenido

SEGÚN EL ESTUDIO DE LIBRANDA

El 'ebook' sigue creciendo un 11% en España

En EEUU y el Reino Unido está perdiendo posiciones por la política de precios altos, que hace que el precio medio del 'ebook' ya sea superior que en España

Ernest Alós

Una lectora, consultando un libro de recetas en una tablet.

Una lectora, consultando un libro de recetas en una tablet. / ELISENDA PONS

Parece que hay consenso en el sector: los lectores habrían redescubierto el placer de leer en soporte de papel y desconectar por un momento de las pantallas, un fenómeno que estaría llevando a un declive de las ventas del libro electrónico. Esto parecían indicar las últimas cifras oficiales del sector hechas públicas en EEUU y el Reino Unido, en la que se recogían descensos de hasta el 17% en el año 2016. ¿Pero es comparable esta tendencia con lo que está sucediendo al mismo tiempo en España? No, según el 'Informe anual del libro digital 2016' elaborado por Libranda, la empresa creada por los grandes editores españoles como plataforma común para distribuir sus libros en las distintas librerías digitales.

Según el informe de Libranda, el segundo que elabora, tras un trabajo inicial sobre la implantación del libro electrónico en lengua española del 2010 al 2015el mercado del libro electrónico en lengua española aún crece: del año 2015 al 2016, un 6,7% a nivel global, sin romper siete año consecutivos de lento incremento, y un 11,3% en España. Ese crecimiento global es mayor en número de ejemplares distribuidos a través de librerías electrónicas y bibliotecas (un 5,4%) que en facturación en euros (un 4,8% más, debido a las devaluaciones en América Latina). Y alcanza el 6,7% en facturación si se suman también los servicios de suscripción (que ofrecen la lectura a cambio de una tarifa plana, como Nubico).

UN 4% DEL MERCADO ESPAÑOL

En el caso de España, la publicación de libros electrónicos, excluyendo el libro de texto y la autopublicación (las cifras de los libros vendidos por Amazon no procedentes de los editores de Libranda no puede ser contabilizada en este estudio), ascendió a 33 millones de euros, un 11% más que en el año anterior. Se debe tener en cuenta que las cifras que indican un declive en Estados Unidos y el Reino Unido también se limitan únicamente al libro digital publicado por los editores tradicionales. De hecho, aunque ya hace un par de años, por lo menos, que la evolución del mercado dejó claro que el pronosticado 'sorpasso' del libro digital sobre el físico, si no su sustitución, no estaba llegando, los estudios del sector planteaban que quizá solo estaban descendiendo las ventas de los grandes editores mientras que la aportación de la autoedición, estadísticamente opaca, quizá equilibraba la situación, o incluso ocultaba una evolución real que continuaba siendo al alza. Pero en España, incluso el sector del mercado que está pinchando en el mercado anglosajón sigue manteniendo un crecimiento.

Según el informe de Libranda, una estimación de la autopublicación en España podría añadir al mercado 5 millones de euros en ventas (y proporcionalmente muchos más ejemplares, dado su bajo precio), elevando las cifras a 38 millones de euros en España, un 4% del mercado del libro excluido el de texto, es decir, 938 millones de euros. El mercado en América Latina y Estados Unidos elevaría las ventas de 'ebook' en español a 61 millones de euros.

'EBOOKS' MÁS BARATOS EN ESPAÑA QUE EN EEUU

Esa aún reducida cuota de mercado es uno de los tres grandes factores que diferencian el mercado español y latinoamericano (en EEUU, por ejemplo, las ventas de libro español sí que bajan, un 1,4%) y explicarían que mantuviese una tendencia al alza: estaría aún lejos del techo que en mercado maduros ha resultado haberse quedado en torno al 25%. Otro es el peso de la piratería: probablemente, según diversos estudios, encargados por la Coalición de Creadores o  la Generalitat de Catalunya el consumo lector de libros electrónicos en España podría rondar el 20% de la lectura total, con dos terceras partes de ella por la vía de descargas ilegales.

Y finalmente, el precio: mientras que la caída de las ventas del libro electrónico en Estados Unidos se ha desencadenado después de que los nuevos términos entre la industria y Amazon condujeran a un incremento de precios (el precio medio, según el informe, ha pasado allí de 5,9 euros a 7,3 euros del 2014 al 2016, estando las novedades incluso por encima de este incremento), en España la evolución es distinta, con un descenso del precio medio de 6,8 euros a 6,4 euros en ese mismo periodo. Es decir, al contrario de lo que dice el prejuicio ya consolidado, los libros electrónicos son en este momento más baratos en España que en Estados Unidos. Aunque haya un factor que alimente el equívoco: cuando un libro se publica en España traducido, y se pone a la venta a precio de novedad, ese mismo título en EEUU ya hace tiempo que dejó atrás su precio de salida (superior al de las novedades en España), ha aparecido en bolsillo y tiene un precio ya muy rebajado en digital, que es el que puede ver el comprador español cuando compara las dos versiones. Con todo, las políticas de precios varían enormemente en función de la editorial: los libros electrónicos en España son del 30% al 60% más baratos que la versión en papel.

Proporcionalmente, esto es cierto incluso en grupos, como Planeta, que mantienen una política de precios relativamente más altos en digital: por ejemplo, el nuevo libro de Paula Hawkins está a la venta en la web de EEUU de Amazon a 16,78 dólares en tapa dura y a 12,06 dólares en versión electrónica, mientras que en España llegará a 19,90 euros en papel y a 12,34 euros en digital. 

Y respecto a la evolución futura, una de cal y una de arena. La falta de una estrategia firme contra la piratería por un lado, y la promesa de la reducción del IVA sobre el libro digital del 21% actual al mismo 4% que grava en estos momentos el libro físico. 

Otras tendencias

¿Digital o papel? La cuota digital de los títulos que están situados en el 'top' de vendas, es decir, cuántos de los ejemplares vendidos son en formato 'ebook' frente a la versión física, oscila entre el 10% y el 25%. 

¿Dónde se venden los 'ebooks'? Las grandes plataformas internacionales (Amazon sobre todo, pero también Apple y Kobo) venden el 79,9% de los 'ebooks' en España. Las librerías y plataformas 'online' independientes (Casa del Libro, El Corte Inglés, con Tagus, Fnac y La Central con Kobo, Elkar o Liberdrac con la tecnología iRetail de Libranda) han perdido peso en los últimos tres años, del 17,7% al 13,7%, y las plataformas de suscripción se han hecho con el 4% del mercado.

¿Qué se lee? La temática más vendida es la ficción contemporánea (24,4%), seguida de la novela romántica (19,95%), la novela policiaca o de suspense (11,4%) y el libro infantil y juvenuil (8,1%).

¿Cuáles son los best-sellers? Este es el 'top 10' de Libranda del año 2016: 'Yo antes de ti', de Jojo Moyes, 'La chica del tren', de Paula Hawkins, 'El libro de los Baltimore', de Joël Dicker, 'Historia de un canalla', de Julia Navarro, 'La magia del orden', de Marie Kondo, 'Los herederos de la tierra', de Ildefonso Falcones, 'Cinco esquinas', de Mario Vargas Llosa, 'Todo esto te daré', de Dolores Redondo, 'Falcó', de Arturo Pérez Reverte, y 'El amante japonés', de Isabel Allende. Aunque de hecho, este 'top 10' solo representa el 5,22% de las ventas, y el 80,45% de las ventas corresponden a libros que no están en el 'top 100'.

0 Comentarios