Ir a contenido

Libreros, floristas y panaderos se preparan para un Sant Jordi de cuatro días

Los gremios de libreros, floristas y panaderos se preparan para la fiesta de Sant Jordi, que se celebrará el domingo y "será una diada de cuatro días, con la oportunidad de empezar la actividad comercial el viernes y terminar el lunes", ha señalado la regidora de comercio y mercados, Montserrat Ballarín.

El presidente del Gremi de Floristes de Catalunya, Joan Guillem, ha asegurado que, ya que este año Sant Jordi cae en domingo, "desde el viernes se estarán vendiendo rosas en las floristerías, aunque los días más importantes serán el sábado y el domingo" y ha añadido: "Incluso esperamos poder vender en lunes, por si alguien se despista".

Del mismo modo, Jaume Bertran, presidente del Gremi de Flequers de Barcelona, ha anunciado que a lo largo de toda esta semana se podrá comprar en las panaderías el típico Pan de Sant Jordi, un producto que, ha asegurado, "se está consolidando, junto al libro y la rosa, como un elemento especial de Sant Jordi".

Desde 2015, Barcelona es una de las veinte Ciudades de la Literatura de la UNESCO y, por esto, el Gremi de Llibreters de Catalunya recibirá, este 23 de abril, a representantes de las otras ciudades que forman parte de este programa de la UNESCO, que vienen a Barcelona para conocer la celebración del Día del Libro.

Pere Fàbregues, vocal del gremio de libreros, ha asegurado que la visita de esta delegación de representantes de las Ciudades de la Literatura servirá para dar a conocer "la fiesta más popular de Cataluña y el éxito que tiene aquí el Día del Libro".

Por otro lado, a pesar que Sant Jordi se celebrará en domingo, el Ayuntamiento ha tomado la decisión de permitir que todos los comercios estén abiertos.

Es por ello que tanto el consistorio como la Guardia Urbana esperan una mayor presencia de la ciudadanía en las calles, un hecho que ha llevado a tomar especiales precauciones con las grandes aglomeraciones de personas, pues, como ha señalado el inspector de la Guardia Urbana David Martínez Vicién, "nos encontramos en alerta 4 de terrorismo".

"Todos los dispositivos donde haya una acumulación grande de personas en la vía pública se han reforzado. Las paradas se han 'esponjado' un poco más y habrá más guardias, para asegurar la movilidad, la seguridad y para que todos gocen una diada tranquila", ha explicado Martínez Vicién.

El presidente del gremio de floristas también ha pedido al representante de la Guardia Urbana que se tomen medidas especiales contra aquellas paradas y vendedores que no tengan los permisos adecuados, pues "perjudica a los comerciantes y a la celebración de la diada".

Del mismo modo, Guillem ha recordado que desde hace ya un par de años vienen pidiendo al Ayuntamiento una ordenanza que regule el espacio público en el día de Sant Jordi, pues consideran que se solicitan demasiados permisos de ocupación de la vía pública.

Ballarín ha asegurado que este año habrá 4.806 paradas, de las que 3.888 serán de rosas y 918 de libros, y que de cara al año que viene buscarán "un instrumento adecuado para mejorar la distribución del espacio".

0 Comentarios
cargando