Ir a contenido

Les Kol·lontai, decidiendo en Barnasants

El grupo integrado por Montse Castellà, Sílvia Comes, Meritxell Gené e Ivette Nadal abrió la 22ª edición del festival con un recital de reivindicación feminista en el teatro Joventut, de L'Hospitalet

Jordi Bianciotto

fsp7764

LES KOL LONTAI en el Teatre Joventut de l Hospitalet / FERRAN SENDRA

Mensajes rotundos y formas suaves, este viernes en el teatro Joventut, de L’Hospitalet, en una apertura de la 22ª edición de Barnasants conjugada en femenino y por partida cuádruple por Les Kol·lontai, colectivo de estreno que agrupa a cuatro cantautoras, Montse Castellà, Sílvia Comes, Meritxell Gené e Ivette Nadal. Voces consagradas a la causa feminista a través de un amplio repertorio de adaptaciones poéticas.

El nombre del grupo evoca a Alexandra Kolontái, que tras la revolución rusa se convirtió en la primera mujer en ocupar un cargo ministerial en un gobierno, tal como recordó Pere Camps, director de Barnasants, en su parlamento inaugural. Sus medidas adoptadas a favor de la igualdad son un referente ideológico para este festival que, en su nueva edición, ofrece nada menos que 126 conciertos.

Les Kol·lontai aún no disponen de registro grabado, pero en poco tiempo han construido un repertorio coherente en el que sus voces brillan por separado y fundiéndose en cálidas armonías. En los atriles, poemas de autoras femeninas que se leyeron y se cantaron, y salpicando la noche, los conceptos de transformación, compromiso y derecho a decidir. Canciones como 'Digues que m’estimes encara que sigui mentida', sobre el texto de Montserrat Roig, que Meritxell Gené entonó con una voz luminosa de sutil trasfondo tradicional. En esa estética con vistas al sur coincidió con Montse Castellà en 'Lo fandango del compromís', con sabor de las tierras del Ebro.

A FAVOR DE LOS DIACRÍTICOS

Cuatro voces y cuatro guitarras con puesta en escena de trovadoras folk abiertas a pinceladas de armónica, melódica y teclado. Material que podía bascular hacia un plano onírico en 'El petó', texto de Alda Merini musicado por Ivette Nadal. Esta cantautora se manifestó, en 'Diacrític', "totalmente contraria" a las nuevas normas ortográficas catalanas, que suprimen la diferencia entre el sujeto 'dona' y la tercera persona del verbo 'donar'. En otro registro, hubo ritmos de reggae ligero o de rumba, caso de 'T'estimo quan et sé nua', de Maria-Mercè Marçal, poema que hizo suyo Sílvia Comes.

De Comes salieron interpretaciones hondas en 'Mujer en ruinas', rescate de su disco 'Faro' (2006), y 'Una cançó per a ningú', con letra de Felícia Fuster, en contraste con el tono más agitador de 'Revolució', de Castellà, y de ese 'Decidim' que se alzó como único bis. Una canción en la que se resumieron los trazos de la noche en torno al "gran derecho que nos define como personas libres, el derecho a decidir", subrayó Comes. Barnasants en estado puro.

0 Comentarios
cargando