Ir a contenido

Un 'cafè amb llet' muy cargado para Quimi Portet

Un incidente lingüístico del músico catalán en un ferry de Baleària provoca las disculpas de la compañía e inflama las redes sociales

Jordi Bianciotto

El músico Quimi Portet, durante un concierto

El músico Quimi Portet, durante un concierto.  / FERRAN SENDRA

Un incidente lingüístico vivido este domingo por Quimi Portet en un ferry de Baleària, cuando, según lamentó a través de un par de tuits, un camarero no quiso atenderle al pedirle “un cafè amb llet”, ha levantado revuelo en las redes sociales. El músico, con el que ha contactado este diario, no desea dar cuerda a la polémica y deja claro que sus dos tuits “fueron muy pensados” y que resumen con claridad el episodio.

El excomponente de El Último de la Fila publicó este domingo dos tuits. Uno en el que, situándose en el ‘ferry’ de Formentera a Eivissa, decía “aquest cambrer no entén ‘cafè amb llet’”, junto a una foto del trabajador, y otro en el que le atribuía esta frase: “Mira: en gallego, español, francés, inglés y hasta en italiano te entiendo, en catalán o mallorquín, ya no”.

Pocas horas después, Baleària le pedía disculpas y añadía que no admite ese trato a ningún cliente y que tomaría “las medidas oportunas”. En un tuit posterior, la empresa añadió, en catalán: “Som i seguirem sent sensibles amb la llengua catalana”.


SER COMPRENDIDO

El músico sitúa esas “medidas” anunciadas en el estricto ámbito de decisión de la empresa. “Yo no hice los tuits para que Baleària tomara medidas contra nadie, sino simplemente para que algo así no vuelva a ocurrir”. Niega que en ningún momento exigiera al camarero hablarle en catalán, sino tan solo que le entendiera y que le sirviera  “un ‘cafè amb llet’”. Esta lunes por la mañana ha mantenido una conversación con responsables de la empresa que considera satisfactoria.

“Baleària ha reaccionado bien. Estoy seguro de que ese comportamiento no responde a una política de empresa, sino que fue un caso específico que se dio en esa barra del ferry”, señala Portet, que se trasladó este fin de semana a Formentera para actuar, el sábado, en el cierre de su 11ª Primavera de Cultura.

El incidente ha encendido en debate en las redes sociales, donde la defensa de los derechos lingüísticos del músico en una comunidad, Baleares, donde el catalán es lengua cooficial, ha topado con quienes le acusan de querer “humillar” al camarero y exigir su despido.  Un punto, este último, que Portet ha negado con rotundidad a este diario.

Este lunes a mediodía Balearia ha anunciado, a través de un comunicado, que “esclarecerá los hechos sucedidos” para “evaluar el cumplimiento de los manuales de atención al cliente y otras normas internas para tomar medidas necesarias para que estas situaciones no se repitan”, según viene especificado, apunta, en su Código de Conducta y Ética Empresarial y en su informe anual de Responsabilidad Social.

0 Comentarios