Ir a contenido

Jordi Sierra i Fabra y Luis Leante, Premios Edebé de Literatura Infantil y Juvenil 2016

Sierra i Fabra ha realizado una inquietante novela de atmósfera gótica y Leante ha apostado por una novela negra y de acción

El escritor barcelonés Jordi Sierra i Fabra y el murciano -afincado en Alicante- Luis Leante han ganado este miércoles los XXIV Premios Edebé de Literatura Infantil y Juvenil, dotados con 25.000 y 30.000 euros, respectivamente, por sus novelas 'El aprendiz de brujo y Los Invisibles' y 'Huye sin mirar atrás', ha anunciado el jurado en rueda de prensa este miércoles.

Sierra i Fabra ha explicado que escribió esta novela en seis días sin guión previo: "Salió por sí sola. Pero no la escribí en seis días, sino en 60 años: si no estás currándote tu trabajo 60 años no la haces en seis días". Ha asegurado que nunca había hecho un libro como éste -con elementos como un brujo y un zombie-: "Intento no repetirme", aunque ha subrayado que sí lleva su sello con diálogos, frases cortas y un ritmo ágil.

Su novela revive por error a un niño que fue asesinado y lo reúne con sus amigos para hacer justicia y desvelar a su homicida; su enemigo es poderoso pero ellos, unidos, son Los Invencibles. Sierra i Fabra, Premio Nacional y candidato en dos ocasiones al Premio Andersen -el Nobel de la Literatura Infantil y Juvenil-, ha realizado una inquietante novela de atmósfera gótica, con una original pincelada paranormal que devuelve la vida a los muertos.

NOVELA DE RELOJERO

El miembro del jurado Toni Iturbe ha destacado que aunque parezca que siempre ganan los mismos "también la FIFA cada año premia a Messi y nadie dice nada", y ha defendido que la novela está muy bien hecha tanto a nivel técnico como de contenido, como una obra de relojero.

Por otro lado, Leante ha construido una ecléctica historia donde el 'thriller', una trama al estilo del falso culpable de Hitchcock, la rebeldía y el amor juvenil se entrelazan manteniendo un sorprendente realismo, en un viaje que sirve para conocer el pasado de los personajes.

Profesor de Latín en Secundaria, Leante ha creado a un personaje, Enrique, que cinco años después del fallecimiento de su padre, ve cómo se instala un enigmático personaje en su casa y en su vida, Héctor, que le arrancará de su existencia estancada y lo arrojará a una trama de persecuciones.

Leante ha asegurado que su historia le planteaba varios retos: uno técnico y otro psicológico, y el resultado ha sido una novela negra y de acción que contiene tanto una huida hacia adelante como hacia atrás. Como profesor durante muchos años, ha explicado que su hábitat natural son los niños y adolescentes, y que ellos son la verdadera fuente de sus historias: "Siempre he tenido el material allí a mano. Los alumnos son una fuente constante de dramas y comedias".

Leante ha asegurado que en su historia "no hay dolor ni tristeza, ni nada macabro" y no es una reflexión sobre el duelo, sino que la historia versa sobre episodios que le suceden a los niños de la actualidad, aunque de la mano de un protagonista que ha definido como un Clint Eastwood de 15 años.

Como miembro del jurado, Care Santos ha aplaudido que su novela tiene una voz muy valiente, la de la "arisca" segunda persona, con la que traza el perfil psicológico del protagonista, en una situación traumática por la muerte de su padre.

El concurso ha recibido 325 procedentes de toda España y también de diversos países de América Latina; han participado 220 obras en la modalidad infantil y 105 en la modalidad juvenil, escritas en castellano (281), en catalán (30), en gallego (12) y en vasco (2); fueron ganadores de la edición anterior Rodrigo Muñoz Avia, con 'El signo prohibido' y Care Santos, con 'Mentira'.

0 Comentarios