Ir a contenido

DEL ASFALTO AL MEDITERRÁNEO

Un documental reúne a los mejores grafiteros españoles

Serrat y los hermanos Roca se vuelcan con el arte urbano en el proyecto 'I love Med', que se estrena en el Auditori Imagina 22@

Emilio Pérez de Rozas

I love MED

David Hernández (izquierda), Joan Manuel Serrat y el artista urbano J Loca. / HORACIO CABILLA

Ellos no lo saben, pero los han secuestrado. Ellos, tan libres, que incluso detestan ser considerados grafiteros (son, dicen, artistas urbanos), han sido captados, abducidos, enlatados, expuestos y filmados por un grupo de gente encabezado por David Hernández, autor de la exposición y el documental ‘I love Med’, que el jueves se estrena en el Auditori Imagina 22@. Un grupo de gente que los quiere convertir en motivo de admiración y presentarlos al mundo como lo que son: auténticos artistas, generadores de una belleza tan especial, novedosa y original que nadie, por más tradicional y antiguo que sea, debería perderse. El proyecto ha contado con la ayuda desinteresada de Joan Manuel Serrat, que ha autorizado el uso de su ‘Mediterráneo’ en la banda sonora, y el apoyo de los hermanos Roca, del Celler más cautivador de la cocina mundial.

Hernández, que lleva tres años ininterrumpidos sin vacaciones y ha invertido todos sus ahorros en ‘I love Med’, ha conseguido, de la mano del artista Jordi Ruiz, alias J Loca, que los 25 mejores artistas urbanos surgidos en las calles de las ciudades españolas en los últimos 20 años (Pez, elxupetnegre, Btoy, Fasim, Zosen...) decidan arrancar los adoquines y encontrar su playa soñada, que no es otra que la del cámping La Ballena Alegre de Sant Pere Pescador, para, una vez allí, imaginar, idear, pintar y construir todo tipo de obras.

DEL ASFALTO AL MEDITERRÁNEO

"Los protagonistas del arte urbano -explica Hernández- suelen vivir sumergidos en un entorno de ladrillo, cemento y asfalto, donde reinan el gris, el caos y el ruido. Uno de los métodos de promoción que aplica ‘I love Med’ consiste en sacar al artista de la ciudad para trasladarlo a un entorno natural, donde pueda respirar la energía del Mediterráneo más tradicional".

"Antes del año 2000 había mucha más libertad para pintar en las calles", relata J Loca. "Luego, pasó a ser tachado de acto vandálico. Lo hermoso de pintar en la calle es que la gente lo ve. Cuando alguien nos descubría pintando las paredes o las persianas de los negocios, nos decía con cariño: ‘Vosotros lo que hacéis es una parábola, queréis dar un mensaje con vuestras pinturas’. Y, ciertamente, si había un descontento con algo, quedaba plasmado entre marcianos, monstruos y escenas urbanas".

GRAFITIS DE 50.000 AÑOS

José Antonio Laseras, director de las Cuevas de Altamira, es uno de los protagonistas del documental 'I love Med'. "Ha cambiado nuestro aspecto, y nuestra inteligencia ha evolucionado, pero, en las cuestiones personales, íntimas, somos iguales", cuenta. "En Altamira vivieron, hace 50.000 años, distintos grupos humanos que compartieron su vida cotidiana y empezaron a expresarse a través del arte. El arte es lo que nos distingue del resto de animales y lo que nos une, es un signo de respeto a todas las formas de pensar y de expresarse". 

José Antonio Laseras

DIRECTOR DE LAS CUEVAS DE ALTAMIRA

"Altamira es el origen y el arte urbano es lo último. Ambos son fases de un proceso continuo de humanización"

"Altamira es el origen y el arte urbano es lo último", señala Laseras. "Ambos son fases de un proceso continuo, de humanización, en el que nuestras vísceras no han cambiado, ya que lo único que ha variado es nuestra manera de relacionarnos, la cultura. Hay un hilo conductor entre las primeras imágenes de nuestra cueva, aquel primer arte, y los artistas urbanos actuales. Unos trabajan para una sociedad que era parte de la naturaleza y otros trabajan para una sociedad que tiene poco que ver con la naturaleza".

TRANSGRESIÓN Y SEDUCCIÓN

"La cocina tiene mucho de arte urbano", añade Joan Roca, que, junto a sus hermanos Jordi y Josep, ha colaborado encantado en la realización del sueño de David Hernández. "Nosotros, como ellos, tratamos de ser transgresores, seducir, proporcionar placer. La cocina, como el arte, es inspiración. No decimos que la cocina es arte, por respeto al arte. Y, si lo fuera, sería efímero. Yo diría que es artesanía próxima a la orfebrería. Pero tiene el mismo lenguaje que el arte urbano: comunicarse, cautivar, atraer".

Arte. Mediterráneo. Ciudad. Mar. Entorno. Familia. Ahí está Joan Manuel Serrat. “El Mediterráneo es fuente de inspiración, ¡cómo no!, es la cuna de la cultura. Todo lo que somos y hemos sido capaces de generar en siglos y siglos de historia es fruto de las culturas, las religiones, el progreso y el pensamiento mediterráneo". Y, en ese sentido, para el cantautor catalán, “el arte urbano, del que 'I love Med' es tal vez la mejor muestra que se ha hecho hasta ahora en España, es la manera más amplia de ver las cosas y una forma, muy social, de incorporar el pensamiento colectivo y plasmarlo en los espacios que le son propios a la gente. El artista urbano es, fundamentalmente, un genio de una enorme sensibilidad social".

0 Comentarios