Ir a contenido

La Montaña, de 'Juego de Tronos', récord mundial de lanzamiento de barril

El forzudo Hafthor Bjornsson lanzó el objeto, de 15 kilos de peso, siete metros por encima de su cabeza

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Hafthor Bjornsson, alias La Montaña, en una imagen de Juego de tronos.

Hafthor Bjornsson, alias La Montaña, en una imagen de Juego de tronos. / periodico

Seguramente el nombre de Hafhtor Bjornsson no les dirá nada. Pero si es usted fan de 'Juego de tronos' y le decimos que nuestro hombre es el gigantesco Gregor Clegane, alias La Montaña, en la popular serie de HBO, rápidamente recordará su apoteósica lucha a muerte con Oberyn 'La Víbora' Martell en el histórico episodio final de la cuarta temporada. Aparte de su trabajo en 'Juegos de tronos', Bjornsson destaca desde hace tiempo como uno de los hombres más fuertes del planeta. Su última exhibición: batir el récord del mundo de Keg Toss, que no es otra cosa que el lanzamiento de barril por encima de la cabeza.

El coloso islandés lanzó el objeto, de 15 kilos de peso, a más de siete metros de altura, batiendo su propia plusmarca personal. El hito tuvo lugar en una fase clasificatoria del concurso de forzudos World's Strongest Man celebrado este fin de semana en Suecia. Aquí está el vídeo que recoge su hazaña:

Bjornsson, de 2,06 metros de altura y 181 kilos, ostenta actualmente el título de hombre más fuerte de Europa y el segundo hombre más fuerte del mundo. El actor, eufórico y un punto sobrado, dijo tras su éxito: “Ha sido fácil, podría haber roto el techo. ¡Aquí está el hombre más fuerte de Europa!".

A principios de año, La Montaña había demostrado su tremenda fuerza, casi sobrehumana, ganando la competición vikinga más dura del mundo: levantó un tronco de algo menos de 10 metros de largo y casi 650 kilogramos, consiguiendo dar cinco pasos. El récord anterior, vigente desde hace mil años, pertenecía a Ormur Stórólfsson, un guerrero vikingo del siglo X que caminó tres pasos con el mástil de un barco sobre su espalda antes de que su columna vertebral se rompiera bajo el aplastante peso.

0 Comentarios