Ir a contenido

ESTRENO TEATRAL

Clara Segura, una madre al límite en 'Conillet'

IMMA FERNÁNDEZ / BARCELONA

En la temporada de los monólogos femeninos (Anna Alarcón, Àngels Bassas, Míriam Iscla, Rosa Maria Sardà...) no podía faltar Clara Segura. La actriz, que el pasado curso sedujo a la platea como la Antonietta de Una jornada particular, afronta ahora su primer monólogo: Conillet. Una adaptación de la obra El conejito del tambor de Duracell, de Marta Galán, que ha adaptado y dirige Marc Martínez. Tras su estreno este viernes y sábado en Temporada Alta, llegará al Lliure el 11 de noviembre.

Segura defiende a una madre trabajadora a la que se le acaban las pilas. Una carta del colegio de su hijo diciendo que este no progresa adecuadamente actúa de espoleta para vomitar su «rabia, miedos y hartazgo», sostiene la actriz. «Es un texto incómodo; a veces sarcástico e irónico. Un retrato íntimo y a la vez colectivo de las mujeres, aunque mi vida no es tan heavy como la suya», agrega.

Galán escribió el texto en el 2006, antes de tener a sus dos hijos. Vaticinó lo que se le veía encima. «Cuando la mujer entró en el sistema laboral se sometió a un doble esclavizaje. El esfuerzo que debe hacer con la crianza de los niños y la casa debería ser reconocido y pagado», sostiene la autora, que concibió el texto con una pretensión poética y reflexiva. «Me alimentan la poesía, el pesamiento y la emoción».

Temas: Teatro

0 Comentarios