Ir a contenido

ICONO DEL SIGLO XX

Imagina un mundo con Lennon

La influencia del icónico líder de los Beatles sigue viva en estos días de conmemoración de su 75º cumpleaños

GABRIEL JARABA

John Lennon no era solo un beatle o un artista singular e idolatrado. Fue un pionero de muchas tendencias, fenómenos y hechos tanto artísticos como sociales. En el que hubiera sido su 75º aniversario, no conservamos únicamente el recuerdo de lo que hizo; nuestro tiempo guarda la huella de sus pasos. Si él viviera la reconocería en mucho de lo que sucede hoy.

ACTIVISMO

John Lennon hizo valer su enorme popularidad como medio de activismo social antes de que George Harrison organizara el concierto por Bangladesh, Bob Geldof hiciera lo propio con Live Aid o U2 con sus actos benéficos. Pero la actitud social de John no fue la beneficencia sino protesta política, proderechos civiles, contra la opresión de los aparatos de estado y la lógica de la represión, y por ello fue vigilado por el FBI y estuvo a punto de ser deportado de Estados Unidos. El activismo sociopolítico de John fue una prefiguración del movimiento indignado y del estadounidense Occupy Wall Street.

La protesta de Lennon fue la prefiguración del movimiento mundial contra la guerra que tomó las calles cuando la guerra del Golfo. Por cierto que la persecución de John por la Administración Nixon parece subsistir en las acusaciones actuales contra Julian Assange y Edward Snowden.

SEXO Y PROTESTA

John y Yoko se hicieron fotografiar en la cama como protesta contra la guerra y Annie Leibovitz obtuvo una bellísima imagen de un abrazo de la pareja sin ropa. Hoy día la desnudez disconforme sigue siendo motivo de escándalo con motivo de las intervenciones del grupo Femen. Incluso sin desnudez: cabe sospechar que el grupo punk Pussy Riot fue condenado a prisión y enviado a Siberia por la alianza Estado-Iglesia en Rusia no solo por su protesta en una catedral sino por lo provocativo de su nombre.

RELIGIÓN

La denuncia de la religión dogmática en alianza con el cesarismo estaba presente en la canción Imagine: "and no religion too". El futuro trajo, en contra de lo que John soñaba, más religión que lo que la historia presente puede digerir; cuando murió, aún no se sospechaba lo que sería el ascenso del islamismo.

Pero Lennon ya probó una cata de la intolerancia del evangelismo reaccionario americano desde que pusiera el pie por primera vez en aquel continente. La denuncia de Pussy Riot es descendiente directa de aquella conciencia lennoniana. Aunque no fue capaz de ver otra corriente paralela: los movimientos de aproximación entre iglesias cristianas alrededor del Consejo Mundial de las Iglesias, la presidencia de la Iglesia Episcopal americana a cargo de una mujer (la obispa Katharine Jefferts Schori), la sucesiva presidencia de la institución por un negro (el obispo Michael Curry) y la extensión de una nueva conciencia espiritual universalista con diversas formas. Por no mencionar al primer papa americano.

RESCATE DEL ROCK PIONERO

Los Beatles se hicieron famosos con sus propias canciones; la marca Lennon-McCartney fue una fuente de creatividad inigualable. Pero antes hicieron unas versiones excelentes de algunos clásicos del rock, tanto blanco como negro: Carl Perkins, Chuck Berry, Little Richard, Hank Williams. Incluso, significativamente, la guitarra solista que utilizaba George Harrison era una Gretsch Chet Atkins Country Gentleman.

Luego, con la Plastic Ono Band, los temas de aquellos grandes precursores volvieron a su repertorio, como Blue suede shoes, Dizzy miss Lizzy o Long tall Sally. Actualmente, los temas pioneros del rock que los Beatles importaron de América a Liverpool son números imprescindibles en cualquier antología y nadie debiera salir a escena sin saber interpretarlos.

ENTEÓGENOS

La gran difusión que tuvo el ácido lisérgico (LSD) entre la generación de la contracultura en los últimos 60 y 70 hizo que fuera prohibido, con lo que se interrumpió su uso experimental en la terapia psiquiátrica.

La contracultura aparecida en California ha evolucionado hasta sumergirse en el actual movimiento transpersonal, liderado precisamente por el psiquiatra Stanislav Grof, pionero de la experimentación clínica con LSD. John fue un espíritu curioso, que practicó la terapia del grito primal de Janov, que se refleja en algunas de sus canciones, y su exploración de los mundos internos con los enteógenos precedió, de manera intuitiva y desordenada, a lo que hoy día es asumido como psicoterapéutico en el marco de un nuevo paradigma de conocimiento.

HONOR A LA TAMLA MOTOWN Y LA HERENCIA AFROAMERICANA

Mientras los rockeros estadounidenses vivían en su mayoría de espaldas a la música negra de su país, John Lennon hizo con ellos lo mismo que con los pioneros del rock blanco: recuperar y adaptar sus canciones, como Money, Please mr. Postman o You really got a hold on me, en los inicios de los Beatles y con la Plastic Ono Band después. Ritchie Havens y Sly and the Family Stone, entonces, aún tenían que colarse de rondón en los macrofestivales hippies de Norteamérica. Hoy casi no hay delimitaciones raciales en la música mundial.

FEMINISMO

En la época de Lennon el feminismo aún no había impregnado la cultura institucional y la cultura cívica general. El movimiento Women's Lib y las chicas que quemaban sus sostenes en público eran una vanguardia pionera. Las feministas de los 60 y 70 eran tan denostadas como sus antecesoras, las sufragistas, y el feminismo, ridiculizado cuando no ignorado. John Lennon fue, ciertamente, un machirulo en su juventud rockera, pero su unión con Yoko Ono le cambió: Woman is the nigger of the world (La mujer es el negro del mundo) fue una canción suya que decía «la mujer es la esclava de los esclavos».

EL ARTE COMO RUPTURA, DENUNCIA Y BÚSQUEDA

La experiencia de Yoko Ono en el arte contemporáneo, las performances y el teatro japonés butoh abrió nuevos horizontes culturales al beatle que hoy tendría 75 años si no hubiera sido asesinado en diciembre de 1980. Hasta entonces, el rock vivía de espaldas al mundo de la cultura, las artes y la expresión plástica en un universo propio centrado en el disco y el espectáculo escénico. Hubo que esperar a 1981 para ver un escenario inspirado en Vassili Kandinsky en una gira de los Rolling Stones. Aunque los anti-Yoko nunca quisieron aceptarlo, las intuiciones de John y su curiosidad por el arte fueron el precedente de un arte transdisciplinar actual que cada vez se extiende más. Pero su inquietud artística fue previa a su alianza con Yoko Ono: fue actor de ficción en el film How I won the war y escritor con In his own write. Lo que hoy hacen Viggo Mortensen y muchos otros.

Temas: Música

0 Comentarios