Ir a contenido

FANTÁSTICO

Mad Max: Furia en la carretera. El relato está en la acción

Tráiler de Mad Max: Furia en la carretera (2015). / periodico

George Miller

La idea de retomar la saga Mad Max 30 años después del tercer filme, Mad Max 3: Más allá de la cúpula del trueno, resultaba sugerente. El tráiler tenía muy buena pinta y el hecho de que el creador de la serie, George Miller, fuera el responsable de esta nueva puesta a punto del personaje, auguraba un buen resultado. Las expectativas se han cumplido con creces: Mad Max: Furia en la carretera es una de las mejores películas de acción postapocalíptica rodadas hasta la fecha, y si no supera a las precedentes entregas de la serie es porque el concepto es conocido. Pero en el aspecto técnico es literalmente infalible.

El guion pudo escribirse en un par de horas. Tom Hardy, substituto de Mel Gibson en el papel del superviviente de la carretera, no ha tenido que hacer una gran inversión psicológica para entender los matices del personaje. Lo mismo podríamos decir del resto del reparto. Porque Miller confía en la acción pura y dura, adrenalínica, como única fuente del relato. Seguimos sin saber por qué la época es tan desoladora o por qué faltan los fluidos esenciales (agua, combustible, leche, sangre). No importa: en la desnudez del relato, y en la armoniosa conjunción de la acción digital y tridimensional (un 3D bien empleado), el diseño de los coches y camiones y el ritmo letal a golpes de heavy metal, encontramos la razón de ser de un filme que no da tregua y lo hace con inteligen-

cia. QUIM CASAS

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando