Ir a contenido

James Ward Byrkit: «Mis actores improvisan para sufrir como los personajes»

El director estrena este viernes 'Coherence', premio al mejor guion en el Festival de Sitges

JUAN MANUEL FREIRE / BARCELONA

Este colaborador de Gore Verbinski en la saga 'Piratas del Caribe' y 'Rango' debuta en la dirección con 'Coherence', un fascinante puzzle de ciencia ficción que este viernes llega a la cartelera.

-En el principio fue…-La necesidad de hacer una película y la escasez de recursos. Sabía que podía contar con algunos actores, eso es todo. Pero no quería hacerlos hablar de relaciones, quería algo más extraño. Y pensé: ¿qué pasaría si mirasen por la ventana y descubrieran que la realidad se ha fracturado y superpuesto?

-¿Por qué usó el paso del cometa Miller como detonante?-Desde tiempos inmemoriales, el cometa se considera un presagio del desastre. Yo solo he diseñado una forma particular de desastre.

-En un episodio de la serie 'La dimensión desconocida', un meteoro también traía desdichas. Pero 'Coherence' recuerda sobre todo a Perdidos. ¿Fue una influencia?-Me encantaba 'Perdidos' pero quería hacerlo de forma distinta. Mucha gente quedó frustrada con la serie porque al final algunas pistas no habían aportado nada. ¿Y si lo hicieran? 'Perdidos' fue una gran influencia, en el sentido de crear un puzzle que sí encajara.

-Cuando sus personajes hablan de «El Gato de Schrödinger» -la paradoja de la física cuántica-, parece que Daniel Faraday de Perdidos vaya a aparecer para discutir el asunto.-Es un concepto científico increíble. Pero nosotros lo usamos un poco en broma, para disparar el concepto de la película y que aumente la paranoia de los personajes. En cierto modo, quería parodiar los excesos de explicación en las películas.

-La película puede volar la cabeza del espectador con sus juegos temporales. ¿Cómo se las arregló para ser, digamos, coherente?-Durante un año, creé un montón de diagramas para tenerlo todo. En realidad, no es tan complicado como en Primer, con la que la comparan mucho, pero había que unir piezas. Y aunque la vea un montón de veces, no encontrará errores.

-¿Es cierto que los diálogos son improvisados?-El 90, 95% de los diálogos es improvisado. De vez en cuando podía decirle a alguien: 'Trabaja más esta línea'. Pero quería que sufriesen como los personajes, poder palpar la tensión. Nunca les dije cómo debían reaccionar a nada y descubrieron qué iba pasando igual que el espectador cuando la ve.

-Hablemos un poco de cuestiones formales. ¿Esa cámara temblorosa es herencia del movimiento Dogma?-No soy muy fan de la cámara temblorosa. Pero aquí era necesario para permitir a los actores hacer lo que quisieran, apra darles libertad. Cuando veía las pruebas me decía: '¿Cómo me perdonará el público? ¿Cómo aguantará estas brusquedades?'.

-¿Qué hay de los insertos negros? ¿Qué propósito tienen?-Hay varios niveles de explicación. Pero, sobre todo, es una forma de mostrar un momento de divergencia. La gente puede usarlos para crear sus propios diagramas.

-Cuenta con Nicholas Brendon, actor de Buffy, cazavampiros, pero le hace interpretar a un actor que trabaja en otra serie para adolescentes ('Roswell').-Porque no es el verdadero Nicholas Brendon. Ya hay algunas series en Estados Unidos que juegan a eso, a que un actor haga de sí mismo. Esto es distinto.

-¿Sigue en contacto con Verbinski?-Sí, claro. Hace un rato hemos hablado por teléfono. Somos grandes amigos. Empecé haciendo storyboards para él. Hemos pasado tantas aventuras juntos… Cuando preparaba 'Piratas del Caribe', una de las primeras personas a las que fichó fue a mí.

0 Comentarios
cargando