Ir a contenido

Paco Ibáñez: "Se potencia la musculatura física. ¿Y la mental?"

"La cultura se está jibarizando. Han alejado a la gente de ella dándole goles, fútbol, tenis..."

"No se puede aguantar eso de que los catalanes son enemigos de España. Ahora es más bien al revés"

JORDI BIANCIOTTO / Barcelona

El cantautor que creó celebradas músicas para textos de Rafael Alberti, José Agustín Goytisolo, León Felipe y otras plumas de alto vuelo actuará el sábado en Figueres (Teatre Jardí, 22.30 horas) dentro de Acústica. Responde a la llamada de este diario tras volver de una de sus incursiones en los escenarios franceses.

--Últimamente le vemos viajando muy a menudo a Francia.
--Sí, las Galias. Francia está menos contaminada de vulgaridad y borreguismo, y aún hay gente que piensa y siente. En esto, Francia supera a este país. Aquí hay menos ilusión por la cultura y más por el fútbol, las discotecas, el rock, el ruido...

--¿Cree que aquí llega ahora a un público más minoritario?
--Es que el público se está reduciendo. La cultura se está jibarizando. Han alejado a la gente de ella dándole goles, fútbol, tenis, atletismo, baloncesto... Se potencia la musculatura física. ¿Y la mental? Esto es un valle de lágrimas, pero no lo digo para que nos pongamos a llorar, sino para que soltemos algún grito: ¿A dónde vamos? ¿Sabe quién puede explicar esto mejor que yo? Edgar Morin.

--Venerable filósofo.
--Cualquier página suya me abre los ojos. Su último libro, 'La vía', es mi 'biblia'. Habla del futuro de la humanidad y cómo se ha producido lo que estamos sufriendo: esa falta de ilusión, de necesidad cultural...

--¿Qué rumbo cree que seguirá la defensa del derecho a decidir?
--El que los catalanes quieran. No se puede aguantar eso de que los catalanes son enemigos de España. Ahora es más bien al revés: España es la enemiga de los catalanes. Debería haber un acuerdo integrador. Que yo pueda decir "Visca Catalunya eternament", y "Viva Andalucía y el cante jondo", y "viva Euskal Herria"... Que los catalanes no tengan que pedir permiso para decidir que calcetín se ponen cada día. Ni los catalanes, ni nadie, porque nadie es propiedad de nadie. En este país podría haber armonía, y sería una maravilla.

>>Lea la entrevista completa con el cantautor Paco Ibáñez en e-Periódico.

0 Comentarios
cargando