Ir a contenido

EMERGENTE

Bruno Nievas, el pediatra del libro digital

CARLOS GAMISSANS / Barcelona

Holocausto Manhattan (Ediciones B) navega entre la época de los campos de exterminio nazis y la Manhattan contemporánea. La amenaza de un nuevo conflicto aún más terrorífico que el desencadenado por Alemania en la segunda guerra mundial proporciona tensión a este thiller de acción incesante con elementos de novela negra que simboliza muy bien su portada: la siniestra cruz gamada presidiendo los rascacielos neoyorquinos de engañosa firmeza.

No es el primer libro del autor almeriense, que comenzó su aventura literaria con Realidad aumentada, una obra donde el componente tecnológico fue esencial. Y no solo por el tema, que gira en torno a las difusas barreras entre el mundo virtual y el real, sino también por el modo en que la dio a conocer. Nievas la ofreció gratis en internet y en pocos meses recibió 42.000 descargas. «Fue un gran acierto. Antes de ser un autor publicado, me convertí en un autor leído. Hoy en día es más fácil llegar a las editoriales a través de los lectores que con un manuscrito», asegura Nievas.

Realidad aumentada fue publicada en digital por B de Books y después en papel por Ediciones B, revisada y ampliada. De esa manera pudo superar las reticencias que todavía padecen los libros autoeditados. Para Nievas el beneficiado de este maremágnum «es el lector, que ve ampliada la oferta», aunque considera «absurdo» el debate sobre la desaparición de las editoriales, «ya que contribuyen mucho a mejorar los libros».

El almeriense combina su trabajo como pediatra con su actividad novelística, que ha culminado en Holocausto Manhattan. «Es un thriller con componente de denuncia, para que el lector se entretenga pero también tenga material para la reflexión. Muestra los errores del pasado y lo fácil que es repetirlos. Muchos de los hechos que se narran son reales, aunque no todos sean muy conocidos», explica el escritor, que se ha documentado sobre universos tan diferentes como los horrores del Holocausto, descritos con dolorosa precisión, y el paraíso que prometen las llamadas drogas sonoras, zumbidos descargables en internet que emiten sonidos diferentes para cada oído.

EL PAPEL Y LO DIGITAL / El autor está contento con las ventas de Holocausto Manhattan, si bien reconoce que publicar en papel es competir «en primera división». Para promocionar su obra, Nievas cuenta con numerosos seguidores en las redes sociales. Aunque se declara ferviente defensor de las nuevas tecnologías, entiende que muchas editoriales no se adapten al paradigma digital por temor a que la piratería reste ventas al papel. Para combatirla, cree que «deben dar el paso de bajar los precios, y los lectores, el de apoyarlas con sus compras».

0 Comentarios