El Periódico Sociedad

PREAVISO DE PELIGRO

Llega la primera ola de frío del invierno a Catalunya

A partir del viernes se espera un descenso acusado de las temperaturas, pero las mínimas se alcanzarán entre el lunes y el jueves

Si el viento encalma, las heladas podrían alcanzar toda la costa, incluida la ciudad de Barcelona

Llega la primera ola de frío del invierno a Catalunya

ANA MENESES

Un zorro en el puerto de la Bonaigua, tras una gran nevada el pasado noviembre.

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

Jueves, 12 de enero del 2017 - 14:02 CET

La llegada de un frente de aire frío en altura provocará a partir del viernes por la tarde un notable cambio de tiempo que en Catalunya se caracterizará primero por nevadas moderadas en el Pirineo, especialmente durante el fin de semana, y luego por un acusado descenso de las temperaturas que alcanzará su cenit entre el lunes y el jueves. El Servei Meteorològic de Catalunya (SMC-Meteocat) ha emitido un preaviso de peligro por ola de frío. Si se cumplen los modelos de predicción, podría ser la más intensa de los últimos cinco años.

La situación es el resultado del pasillo que dejan el anticiclón de las Azores, que se desplaza y tiende a avanzar hacia el norte, y un núcleo de bajas presiones que se instalará sobre Italia. “Los vientos de origen polar tendrán camino libre para avanzar primero por Europa central y más tarde hacia la península Ibérica”, comenta Marcos Amores, meteorólogo de Barcelona Televisió (BTV). Será un heredero del frente que ha afectado en los últimos días a los Balcanes, "pero más suave", tranquiliza Amores.

Cuando la ola de frío se consolide, las temperaturas bajo cero será comunes a buena parte del territorio catalán. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en el Pirineo serán habituales los registros de -10 durante el fin de semana y de -15 o incluso más entre el martes y el miércoles, mientras que en el interior se situarán entre -3º y -8º.

“El frío está garantizado. Dependerá del viento y de si las noches son serenas, pero entre el martes y el miércoles podría llegar a helar hasta en los barrios más elevados de Barcelona”, pone como ejemplo Amores. En líneas generales, la próxima semana se esperan en la costa catalana unas mínimas de entre -3º y +1º y unas máximas que no superarán los 8º.

MÁS FRÍO QUE NIEVE

El meteorólogo de BTV, no obstante, considera que es escasa la probabilidad de nieve en la costa. “Parece una entrada seca, que tiende a siberiana. No hay mucho recorrido marítimo, aunque con el Mediterráneo al lado no puedes descartar nada”, dice, recordando el episodio ‘seco’ del 2001 que concluyó con una gran nevada que colapsó el área metropolitana de Barcelona.

Para empezar, la Aemet y el Meteocat ya han activado sendos avisos para el viernes por nevadas en todo el Pirineo de Lleida, que podrían ser intensas en la cara norte de la cordillera (Vall d’Aran y zonas del Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça), y otro por bajas temperaturas (-6º) en las mismas zonas más la Cerdanya. La cota de nieve se situará en los 1.000 metros.

También se ha emitido otro aviso por temporal marítimo, con la posibilidad de que las olas lleguen a los 2,5 metros de altura, especialmente en las inmediaciones de los cabos de Creus y Begur, y otro por rachas de viento que podrían superar los 90 kilómetros por hora, "lo que contribuirá a aumentar la sensación de frío", concluye el Meteocat.

El central ha hablado del polémico cántico de Carvajal a su llegada a Barcelona después de su viaje relámpago a Italia