El Periódico Deportes

Djokovic admite que intentaron sobornarlo

El número uno recuerda que en 2007 le ofrecieron 200.000 dólares para que perdiera un partido del torneo de San Petersburgo

Djokovic admite que intentaron sobornarlo

REUTERS / JASON REED

 Djokovic firma autógrafos tras ganar, la pasada madrugada, al surcoreano Hyeon Chung en su debut en Australia

AGENCIAS / MELBOURNE

Lunes, 18 de enero del 2016 - 12:42 CET

El número 1 del mundo Novak Djokovic, tras las revelaciones de la prensa británica sobre los partidos de tenis amañados, ha afirmado fue víctima de intento de soborno en el año 2007. El serbio ha asegurado que habían intentado que se dejara perder uno de sus partidos en el torneo de San Petersburgo. "Se me acercó indirectamente a través de las personas que trabajaron conmigo en el momento. Obviamente, inmediatamente dijimos que no. La persona que estaba tratando de ponerse en contacto conmigo no lo hizo directamente", ha afirmado el serbio, que ya había planteado esta cuestión en el pasado.

El caso toma una dimensión especial después de las revelaciones de la BBC y el sitio BuzzFeed que dijeron el domingo que dieciséis jugadores eran sospechosos de implicación en el amaño de partidos durante la última década, algunos de los cuales estan inscritos en el Open de Australia. Estos medios de comunicación, que tuvieron acceso a documentos confidenciales, también acusan la ATP de tratar de sofocar varios casos.

"La gente trata de adivinar quién son. Pero no hay pruebas de jugadores en activo. Mientras siga siendo así, esto son sólo especulaciones", ha asegurado Djokovic tras vencer en el primer duelo del Abierto de Australia. El serbio ha defendido que la imagen del tenis no se ve afectada por las sospechas de corrupción. "Yo no creo que arroje una sombra sobre el deporte. No hay, obviamente, espacio para el amaño y la corrupción en nuestro deporte. Tratamos de mantenerlo lo más limpio posible", ha agregado, teniendo en cuenta que las autoridades de tenis habían mejorado los medios para luchar contra este fenómeno.

Leo Messi abrió el marcador y Arda lo completó con tres goles en la segunda parte