El Periódico

EL PRIMER GRAND SLAM DEL AÑO

Djokovic busca rival en Australia tras una temporada perfecta

"Si mantiene el nivel de la final de Doha, no le va a ganar nadie", aseguró Nadal tras perder su último duelo

Djokovic busca rival en Australia tras una temporada perfecta

AFP / PAUL CROCK

Novak Djokovic, durante un entrenamiento en Melbourne, previo al inicio del Abierto de Australia.

JAUME PUJOL-GALCERAN / BARCELONA

Sábado, 16 de enero del 2016

Tres juegos y poco más de una hora. Esa fue la tarjeta de presentación que dejó en la reaparición de la temporada Novak Djokovic para levantar su primer torneo en el 2016. Una contundente victoria en la final de Doha ante Rafael Nadal (6-1, 6-2) y un aviso para navegantes al resto de candidatos que aspiran a derribarle de un trono en el que está sólidamente instalado. En un escenario, Melbourne, en el que ganó su primer Grand Slam en el 2008 y donde lleva conquistados ya cinco de sus 10 títulos mayores hasta el momento.

Si en el 2015 ya tuvo una temporada casi perfecta, ahora el número 1 mundial busca el más difícil todavía. La pirueta perfecta que le daría el Grand Slam. Ganar los cuatro grandes de una tacada. El año pasado se le escapó el tiro cuando perdió la final de Roland Garros ante Stan Wawrinka. Pero no es el único objetivo del tenista serbio, que también tiene entre ceja y ceja poner la guinda al pastel con el oro olímpico en los Juegos de Río.

¿Quién va a poder con Djokovic? De momento nadie se atreve a dar un nombre. «Es mejor que los demás. Y hay que aceptarlo. Si mantiene el nivel que tuvo en la final de Doha, no le va a ganar nadie. No creo que pierda ningún partido en todo el año si juega así», advirtió Nadal tras perder con el serbio. «Djokovic está en un momento mágico como lo estuvieron también Federer y Nadal, pero el año es largo y difícil para cualquiera», valora Sergi Bruguera, doble campeón de Roland Garros (1993-94) y actualmente entrenador del francés Richard Gasquet.

«Nunca he visto a nadie tan completo. Todo lo hace bien, no tiene fisuras en su juego y física y mentalmente está muy fuerte. Va a dominar otra vez», cree Àlex Corretja, campeón del Master (1998), antes de marchar a Australia fichado este año por Eurosport como comentarista junto a Mats Wilander.

¿Podrá mantener Djokovic su dulce estado? Es la gran duda, y la esperanza de sus rivales es que no lo consiga. «Por muy bueno que sea, siempre hay un momento en el que puede bajar un poco y hay que estar preparado para aprovechar cualquier pequeño resquicio», dijo Nadal en Doha.

POR ENCIMA DE TODOS

«Djokovic está por encima de todos. Su única preocupación es no despistarse por esa misma superioridad», piensa Josep Perlas, actual entrenador de Fabio Fognini, con casi 20 años en el circuito como técnico y que se estrenó llevando a Carlos Moyà a la final del Abierto de Australia en 1997. «Yo pensaba que no volvería a ver un jugador con ese dominio tan fuerte. Creía que, después de Federer y Nadal, los de arriba se repartirían más el pastel», admite.

«Es el número 1 indiscutible», insiste Javier Duarte, excapitán de Copa Davis, que ahora ha comenzado a entrenar a la promesa chilena Christian Garin. «Igual que hubo una época de Federer y otra de Nadal (ver gráfico comparativo) ahora es la de Djokovic, pero eso no quita que durante el año no tenga problemas. Es el gran favorito en Australia, pero en Roland Garros y Wimbledon no se sentirá tan seguro», insiste. Por esa razón Duarte ve difícil que logre el Grand Slam. «Para lograrlo tendrían que alinearse todos los astros. Djokovic tiene tenis para conseguirlo, pero no es fácil estar bien todo el año. Él trabaja más para ganar Grand Slams para acercarse a Federer y Nadal. Él va sumando y tiene margen para conseguirlo», comenta Perlas.

LOS RIVALES DE SIEMPRE

Entre los rivales que pueden impedir la temporada perfecta de Djokovic estarán los de siempre: Murray, Federer, Wawrinka y parece que, de nuevo, Nadal. «Rafa estará arriba. Ha cambiado su juego para ser más agresivo y está dispuesto a sufrir de nuevo para disfrutar», asegura Corretja. «Nadal ha recuperado su mentalidad luchadora. En el 2015 estaba ansioso, pero no olvidemos que venía de pasarse medio año lesionado y cuesta volver», recalca Bruguera. «Este año estará a tope. Lo veo entre los tres primeros y esperando su momento para sorprender a Djokovic», comenta Duarte. «Ha superado los problemas de ansiedad, aceptándolos, y estoy seguro de que estará en el grupo de cabeza», valora Perlas. Australia será a partir del lunes el escenario para comprobarlo.

El Barcelona ya suma dos victorias en dos partidos. San Mamés se rindió al equipo azulgrana

El técnico puso en duda el compromiso del delantero, al que dejó en la grada en Ipurua