El Periódico

MAR ROCABERT

Jueves, 24 de abril del 2014 - 15:48 CEST

  • Bossa de la col·lecció primavera-estiu de Nansa.

  • Bossa de la col·lecció primavera-estiu de Nansa.

Salomé Nicolau, historiadora del arte, trabajaba en una galería, y rascando horas de donde podía, se dedicaba a hacer bolsos, otra de sus aficiones. Pero llegó la crisis, y la galería donde trabajaba cerró. Con el cierre, ese momento decisivo que les ha tocado vivir a tantas y tantas personas, reinventarse o morir, buscar nuevas salidas profesionales o quedarse enrocado.

Por suerte, y con el empuje de Alejandro Valdés, diseñador industrial, que también es parte de Nansa, no tardó mucho en saber cómo enfocaría el futuro. Quería diseñar bolsos, porque le gusta el proceso de creación, ver cómo nace y crece un producto surgido de su cabeza, y ver como se materializa a través del papel, los patrones y los tejidos.

  • Bossa de la col·lecció primavera-estiu de Nansa.

  • Bossa de la col·lecció primavera-estiu de Nansa.

La primera colección de Nansa, bolsos hechos a mano en talleres de Mataró y Barcelona, estuvo lista a finales del 2012. Son bonitos, de calidad, con diseños atemporales, de los que no cansan, y colores discretos. Uno de los atractivos de parte de la colección es la utilización de fieltro 100% lana, un material natural de tacto cálido, agradable, ligero y a la vez resistente.

Cuando Salomé se explica, te das cuenta de cómo disfruta diseñando y haciendo patrones. "Dibujo, hago pruebas, prototipos, corrijo medidas, voy viendo como encajar los componentes, le doy forma, color, coso, descoso, modifico patrones tantas veces como sea necesario, me peleo hasta que queda como quiero", detalla.

Trabajar con fabricantes y proveedores locales es una manera de revalorizar la industria textil de aquí, opina, sin esconder la satisfacción que siente cuando encuentra los productos y talleres de calidad que sabe que le aportaran el nivel y la diferenciación que quiere gravar en sus bolsos. Para ella, los acabados son importantísimos, y se esmera para que los clientes perciban este valor añadido.

Los bolsos Nansa se pueden comprar en su tienda online, y en tres puntos de venta de Barcelona, en Iorana, Amapola y Coshop, tres tiendas, en Gracia y el Gótico, que han hecho una apuesta decidida por el comercio local y sostenible, y que también os recomendamos. Además, Salomé nos avanza que sus diseños ya han conquistado Vinçon, que pronto venderá algún modelo.

Este post ha sido publicado en el blog de tendencia sostenibles www.cucdecol.com

El secretario técnico del FC Barcelona ya intentó ficharlo la temporada pasada sin éxito