El Periódico

Viernes, 10 de junio del 2011

En vista de que Intereconomía TV ha comenzado una campaña de petición de dinero a su audiencia, una cuestación muy original y pintoresca, y muy dramática al mismo tiempo, en la que ruegan, imploran con continuos mensajes en pantalla para que la gente les haga una caridad y les ingrese dinero en una cuenta, en vista de iniciativa tan agónica, la troupe de El intermedio (La Sexta), con Wyoming a la cabeza, se ha sensibilizado y está impulsando una operación de apoyo total para que Intereconomía TV no siga sufriendo de manera tan tremenda. O sea, que al grito de «¡Save the fachas!» han lanzado a la calle al abnegado reportero volante Gonzo, quien provisto de una hucha y un micrófono va peinando las calles de la villa y corte en busca de la limosna del personal que pasea. Han confeccionado, además, un espot que comienza diciendo, de forma muy dramática, para que nos llegue muy hondo: «Intereconomía: De El gato al agua a... ¡Con el agua al cuello!», y sale entonces una foto de Xavier Horcajo, director general del grupo Intereconomía, con el lema: Es triste pedir, e inmediatamente después otra de Mario Conde con un letrero que pone: ¡Pero más triste es robar!. ¡Ahh! Esta campaña de El intermedio es un detalle fraternal, de apoyo entre cadenas, muy hermoso. No obstante, con esta ayuda de La Sexta, y con las medidas paralelas que el grupo Intereconomía está preparando, cabe predecir que saldrán del atolladero. El otro día, por ejemplo, en El gato al agua nos informaron de que están a punto de lanzar la Visa Intereconomía, una tarjeta que va a dar mucho juego. No sabemos todavía qué entidad bancaria la comercializará, pero dado que Mario Conde ya no es solo tertuliano, sino presentador de un programa en esta cadena (Una hora con Mario) sería un gesto de gran delicadeza que el banco elegido fuese Banesto.

DATOS .- En la madrugada de ayer, Enemigos íntimos (T-5), con una papilla canalla y tediosa sobre si tú me has dicho que te han dicho que a lo mejor Ortega Cano triplicaba la tasa de alcoholemia, con este originalísimo tema, les decía, lograron un 20.2% de share, cifra fabulosa. Y con la estupenda película que emitieron antes (La búsqueda), hicieron un 11%. Es curioso; este filme lo pasó hace 10 meses TVE-1 y logró un 29.1% de share, o sea, fue la película con mayor audiencia del 2010. La deducción es diáfana: la audiencia de T-5 ya no quiere ni cine. Solo busca en ella, exclusivamente, el cafre cotilleo del contenedor.

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona