El Periódico

CONTROL AUDIOVISUAL

Expediente al canal Mega por 'Licencia para matar'

La CNMC considera que emitió la película 'Licencia para matar' en la franja de protección infantil reforzada

Expediente al canal Mega por 'Licencia para matar'

Imagen de la película 'Licencia para matar'. 

Jueves, 25 de febrero del 2016 - 12:32 CET

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha incoado un expediente sancionador al grupo audiovisual Atresmedia tras detectar la emisión, en su canal en abierto Mega, de la película 'Licencia para matar' (1989) en la franja de protección reforzada, que está comprendida entre las 17.00 y las 20.00 horas. Según la CNMC, esta producción cinematográfica se emitió con la calificación "TP", como recomendada para todos los públicos.

La CNMC considera que algunos de los contenidos incluidos en la película ("escenas de violencia física, violencia de género y de angustia y miedo, cuya presencia o presentación es detallada, explícita y real o realista", según especifica en una nota), no se ajustan al sistema de calificación por edades de productos audiovisuales incluido en el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia, suscrito por Atresmedia y verificado por la CNMC y, por lo tanto, "no debería ser emitida en horario de protección reforzada".

La infracción, que la CNMC califica "de carácter grave", se detectó en el canal Mega el pasado lunes, 26 de octubre del 2015.

La Comisión especifica que la incoación de este expediente "no prejuzga el resultado final de la investigación". Se abre ahora un periodo máximo de seis meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC. Atresmedia dispone de un plazo de 15 días para presentar alegaciones.

Neymar está trabajando intensamente en el gimnasio para seguir ganando masa muscular y convertirse así en un jugador mucho más fuerte físicamente. Su esfuerzo le está dando resultados

'Deportes Cuatro' mostró íntegra la reacción de Cristiano Ronaldo, enfadadísimo por el cambio de Zidane. No tiene desperdicio