El Periódico

Promo locomotoranegra

ANA POLVOROSA / Actriz en 'Fenomenos'

«Dejé 'Aída' porque sentía que ya debía marcharme»

JUAN CARLOS ROSADO
MADIRID

Martes, 11 de diciembre del 2012

Tras siete años triunfando como Lorena en la telecomedia Aída, Ana Polvorosa (Madrid, 1978) ha vuelto a dar en la diana con Fenómenos, serie que también ha empezado su andadura con buenos datos de audiencia.

-¿Es usted la enchufada de Fenómenos?

-Sí, soy la enchufada feliz. Claudia es la hija del exdueño de la emisora. Ella cree que no está enchufada porque es boba y un poco corta. Trabaja de recepcionista en la emisora y vive en su mundo feliz. Le encanta la moda y es un poco pijita. La chica es tan simple y sencilla que se la define así: en muy pocos rasgos.

-¿Se parece en algo a la Lorena de Aída?

-No se parece en nada. No tiene nada que ver. Por eso me gustó el proyecto, porque era un personaje bastante distinto del de Aída y, además, con el mismo equipo de esa serie y de Siete vidas. Con Nacho Velilla también había trabajado antes en No lo llames amor, llámalo equis.

-¿Qué es lo que le llamó más la atención de esta producción?

-Me encanta el reparto que tiene y también los personajes, porque son muy distintos y eso es lo que funciona en una comedia. Nacho y su equipo hacen un humor bastante claro y limpio. Ellos te dan un guion y tú no puedes improvisar. En Aída nos preguntaba la gente siempre si improvisábamos. Y no. Parece que improvisamos, pero no. Lo que pasa es que lo hacemos tan natural que da esa sensación. Pero no te dejan cambiar ni una palabra. Tienen una forma de trabajar muy exigente y muy metódica.

-¿Usted tiene puntos en común con su personaje Claudia?

-Me parezco más a este personaje que a la Lorena de Aída, pero no soy sencilla ni simple, aunque sí muy feliz. Me parezco en que yo vivo también en mi mundo y soy a veces cortita, porque no pillo las cosas.

-El pasado mes de marzo abandonó Aída ¿Por qué dejó una serie tan consolidada?

-Llevaba siete años y vi que había llegado ya el momento. El personaje había pasado por muchísimos momentos y situaciones. No es que no pudiera dar más de sí, porque me podía haber quedado perfectamente como han hecho mis compañeros. Pero en el ámbito personal sentía que me debía marchar.

-Pues parece que Aída es una serie a prueba de bajas…

-La verdad es que sigue teniendo un público muy fiel. Cuando se fue Carmen Machi (Aída), estábamos muy afectados, porque pensábamos que íbamos a perder gran parte del público. Al fin y al cabo, la serie surgió como un spin off de su personaje en Siete vidas, y fue su personaje el que arrastró a la gente: nosotros éramos un poco secundarios. Al ver que se marchaba y nosotros seguíamos para adelante, nos animamos mucho. Creo que nadie es imprescindible.

-Pero seguramente le costó abandonar un personaje al que ha estado tan unida, ¿no es así?

-Pues sí. Fue una decisión muy meditada. No lo hice para cambiar de registro, porque lo que estoy haciendo ahora en Fenómenos también es una telecomedia. Lo que pasa es que las cosas están como están. Lo importante es que sigo trabajando. Si yo pudiera elegir los papeles, no sabes la carrera que tendría.

-¿Tenía apalabrado este papel en Fenómenos cuando decidió dejar Aída?

-No, no. Me tiré a la piscina, porque no lo tenía hablado. Pero si a mí me dicen que voy a hacer esta serie con un personaje parecido a Lorena, no lo habría aceptado. Lo que quería era dejar Aída para hacer un personaje distinto.

-O sea, que aquí no se va a meter en Gran hermano como le pasó a Lore.

-No hace falta contestar (ríe).

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario