El Periódico

Promo camiseta champions

tú y yo somos tres

Ayer tanques, hoy corrupción

FERRAN MONEGAL

@MonegalFerran

Domingo, 20 de enero del 2013

Como ya habíamos intuido, la segunda entrega del Cuéntame… (TVE-1) sobre el golpe del 23-F ha sucedido en Valencia. ¡Ahh! Llegan los Alcántara a la capital del Turia en su vehículo, por la noche, y un tanque de Milans del Bosch les barra el paso de mala manera. Los soldados, metralleta en mano, alegan que el general ha ordenado toque de queda, pero Merche, airada, sale del vehículo y se enfrenta al Ejército. Hombre, no ha sido como aquello que hizo aquel ciudadano chino en la plaza de Tiananmen, en la revuelta de 1989, que se plantó delante de los tanques y logró detenerles, heroica hazaña que ha pasado a la historia con los nombres de El hombre del tanque o El desconocido rebelde. No, lo de Merche no ha sido tan glorioso. Hasta rozó lo doméstico. Pero verla con los brazos levantados delante del carro de combate, protestando, tan a cuerpo, tan indefensa, ha sido una imagen hermosa.

Es curioso, al día siguiente, todos los informativos, de todas las cadenas, nos ofrecieron la protesta de la gente en la calle Génova de Madrid -también en Valencia y Barcelona- y viendo desde casa cómo las furgonetas y los efectivos policiales barraban el paso a los ciudadanos para que no pudieran acercarse a la sede del PP, para que sus gritos («¡Ladrones! ¡Dimisión!») no incomodasen a los importantes personajes que habitan en ese inmueble -quien sabe, quizá Bárcenas estaba esa tarde en el despacho que allí todavía le mantienen-, viendo por la tele a la ciudadanía detenida por el hierro, les decía, a mí me vino a la cabeza la Merche del Cuéntame... ¡Ahh! Este paisaje de corrupción que va brotando en todas partes es como una indignante división acorazada de tanques y tanquetas que barran el futuro, la esperanza, de un país entero. El otro día, en Las mañanas de Cuatro, Jorge Verstrynge, que fue secretario general de Alianza Popular, explicó que lo de los sobres del PP con dinero negro comenzó en 1988. «La cúpula es como un chiringuito donde todo el mundo tiene una especie de sueldo B», advirtió. También contó que cuando investigaba el tema Flick que afectaba al PSOE: «Me dieron un tirón de orejas y me sustituyó el padre de Alberto Ruíz-Gallardón que se encargó de taparlo todo». Y concluyó: «Este país cada vez se parece más a Corrupistán».

La Merche del Cuéntame... finalmente, acaba venciendo al tanque. No sabría decirles si nosotros podremos vencer a tanto tanque suelto.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario