El Periódico Sociedad

Hallado un niño de 7 años que llevaba semanas muerto en su casa, en el centro de Girona

El cadáver no presentaba signos externos de violencia pero los padres han sido detenidos por homicidio imprudente

Los progenitores, estadounidenses, y dos hermanos adolescentes estaban también en el piso

Hallado un niño de 7 años que llevaba semanas muerto en su casa, en el centro de Girona

ICONNA / JORDI RIBOT

Edificio donde vivía el niño fallecido.

Guillem Sànchez Guillem Sànchez

@guillem_sm

Fernando Cosculluela Ferran Cosculluela

@fcoscu

Miércoles, 6 de enero del 2016 - 10:30 CET

Extraño suceso en Girona. Los Mossos d'Esquadra investigan el fallecimiento de un niño de 7 años que llevaba varias semanas muerto en su domicilio, donde vivía con sus padres y otros dos hermanos. El cuerpo del menor, que estaba en avanzado estado de descomposición pero no tenía signos externos de violencia, ha sido encontrado este martes por una patrulla de agentes que han sido alertados por la propietaria del piso, situado en el número 3 de la calle de Joan Roca i Pinet, cuando ha ido a cobrar a la familia los alquileres atrasados y, tras negársele la entrada, ha escuchado unos "gritos violentos", según han relatado vecinos del inmueble.

Un agente inspecciona la vivienda donde ha muerto el menor.

El niño fallecido es el hijo menor de una familia estadounidense encabezada por Bruce y Schrem H., de 39 y 38 años, que vivían desde hace un año y medio en este piso de alquiler con sus otros dos hijos, un chico y una chica adolescentes. A pesar de que no estaban al corriente de los pagos, fuentes municipales han informado de que la familia no tenía precisamente el perfil de los usuarios de los servicios sociales del ayuntamiento, sino que, al contrario, presenta una buena situación económica, ya que el padre es ingeniero y viajaba con frecuencia a Francia por motivos laborales.

RUIDOS Y GRITOS

Cuando los agentes se han presentado en el domicilio también han escuchado ruidos y más gritos, por lo que han decidido entrar en la vivienda, a lo que no se han opuesto los inquilinos. En el interior del piso, que al parecer está muy dejado, se encotraba toda la familia y también estaba el cadáver del pequeño. Cesc Batlle, un vecino del mismo inmueble, ha explicado que los padres del menor son afroamericanos y apenas hablan una palabras de español y catalán, por lo que toda la comunicación que había tenido con ellos era en inglés.

"En principio parecían una familia con un comportamiento normal. No habían protagonizado ningún escándalo ni causaban problemas, aunque llamaban la atención porque no es muy habitual que una familia norteamericana sitúe su residencia en Girona", ha recordado este vecino, que ha destacado que no mantenían una relación estrecha con el resto de la comunidad.

RECLUIDOS EN CASA

"La única situación que me parecía anómala era que los niños no estaban escolarizados en ningún colegio de Girona, sino que al perecer seguían unas clases 'online', a través de internet. Otra cosa extraña que han comentado algunos vecinos que viven en su rellano es que desde hace unos meses la familia vivía muy recluida en su domicilio y apenas se veía a los niños salir de casa. Solo salía el padre", ha precisado Batlle.

Este vecino del inmueble ha reconocido que la noticia ha sido "una sorpresa muy grande y triste", especialmente en un día en el que se celebra la tradicional cabalgata de los reyes magos. "Todo ha sucedido poco antes del mediodía y los vecinos nos hemos enterado por la gran cantidad de coches de policía y vehículos de la funeraria que han venido", ha relatado el vecino.

Aunque el cadáver se ha descubierto sobre las 12 horas, el coche funerario no ha trasladado el cuerpo del menor hasta las 6.45 horas de la tarde. Durante todo ese tiempo, agentes de los Mossos han estado inspeccionando el domicilio para buscar pruebas e indicios que puedan aclarar el motivo de la muerte del niño.

DECLARACIÓN Y EXÁMEN PSIQUIÁTRICO

Los padres del menor han sido trasladados a las dependencias policiales de los Mossos en Girona para tomarles declaración y posteriormente han sido detenidos como presuntos autores de un delito de homicidio imprudente, según han informado la policía catalana.

Una de las pruebas que será determinante para conocer con precisión la causa de la muerte del niño será la autopsia que se ha de practicar al cadáver en las próximas horas en el Instituto de Medicina Legal de Girona. Aunque se confirme que el niño ha fallecido por una enfermedad o un accidente, sus padres también habrían incurrido en un delito si no lo han llevado a un centro médico para que fuera atendido.

Tras la detención, los padres han sido trasladados al centro sociosanitario de Salt (Gironès) para ser sometidos a una valoración psiquiátrica. Por el momento, los otros dos hijos de la pareja estarán bajo la tutela de la Dirección General de Atenció a la Infància i l'Adolescència de la Generalitat (Dgaia).

TEMAS

El Barça habría cerrado la operación por el central en 30 millones de euros con las variables incluídas

El exrepresentante del Dybala explica las razones por las que el jugador prefirió quedarse en la Juventus