El Periódico Sociedad

tragedia en la piscina municipal

Una niña de 4 años se ahoga en Ripoll durante una actividad escolar de natación

La menor hacía un cursillo con otros alumnos de la escuela Pirineu de Campdevànol

En la piscina había cinco profesores y cuatro monitores con titulación en socorrismo

Una niña de 4 años se ahoga en Ripoll durante una actividad escolar de natación

GEMMA TUBERT / ACN

Fachada de las instalaciones deportivas municipales de Ripoll.

EL PERIÓDICO / RIPOLL

Viernes, 19 de mayo del 2017 - 15:05 CEST

Una niña de 4 años ha muerto ahogada este viernes en la piscina municipal de Ripoll durante una actividad escolar de natación. La menor, alumna de educación infantil de la escuela pública Pirineu de Campdevànol (Ripollès), participaba en un cursillo de natación con otros 26 niños de su clase. En el momento del suceso, se encontraban en el lugar cinco profesores y cuatro monitores con titulación de socorrismo, según han asegurado tanto el delegado de Ensenyament en Girona, Josep Polanco, como el alcalde de Ripoll, Jordi Munell.

El edil ha explicado que en el recinto municipal había, además, dos personas de mantenimiento y varios usuarios. De hecho, algunos de ellos, ha precisado, tienen formación médica y han colaborado en los primeros auxilios prestados a la pequeña.

Los hechos han ocurrido hacia las once y media de la mañana, cuando maestros y monitores ya recogían el material después del curso de natación y se han dado cuenta de que faltaba una pequeña en el grupo. Ha sido entonces cuando la han visto flotando en la piscina.

Los servicios de emergencia han recibido la alerta a las 11.49 de la mañana y hasta el lugar, situado en la calle Concepció Ducloux, se han desplazado Mossos, Policía Local y efectivos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

NADIE HA VISTO NADA

Cuando han llegado, sin embargo, no han podido hacer nada por salvar la vida de la pequeña. "Lamentablemente, no sabemos qué ha ocurrido exactamente porque nadie se ha dado cuenta de esta fatal circunstancia. Nadie ha visto nada, ni ha oído gritos, ni ha observado ningún movimiento de agua", ha detallado Munell.

Un adulto por cada 10 niños en las salidas escolares

La piscina de Ripoll donde este viernes ha fallecido la pequeña de Campdevánol contaba en el momento del suceso con el personal que contempla la normativa, han asegurado los responsables municipales y de la Generalitat. La ley prevé que, en las salidas escolares de alumnos menores de seis años, debe de haber un adulto por cada 8 o 10 niños.


El delegado de Ensenyament en Girona, Josep Polanco ha explicado que, en este caso, había cinco profesores de la escuela Pirineus, que realizaba la actividad con 27 alumnos, así como cuatro monitores y dos personas de mantenimiento. Ese número se adaptaba a la normativa «establecida», ha ratificado Polanco.

El alcalde de Campdevànol, Joan Manso, ha anunciado que el ayuntamiento de la localidad, en la que residía la menor con su familia, ha decretado tres días de luto por la muerte de la pequeña. Tanto Campdevànol como Ripoll han suspendido todas las actividades previstas para este fin de semana y sus banderas ondearán a media asta.

La Conselleria d'Ensenyament ha ofrecido apoyo psicológico al personal de la escuela Pirineu, donde la niña cursaba P-4. El Consell Comarcal del Ripollès, el Consell Esportiu de la comarca y los ayuntamientos de Ripoll y Campdevànol, así como Ensenyament, han emitido un comunicado conjunto donde se muestran "consternados" por la muerte de la pequeña. Las cinco instituciones han trasladado el pésame a la familia y a la comunidad educativa.

Los Mossos d'Esquadra mantienen abierta una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido, aunque todo apunta a un accidente.

CUATRO MENORES AHOGADOS

Con esta son ya cuatro los niños de corta edad que han muerto ahogados en España en lo que va de año. En el 2016 fueron 14 los menores que perdieron la vida en piscinas, ríos o playas, según el registro de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Se da la circunstancia de que este mismo viernes ha muerto un niño, también ahogado y también de cuatro años, al caer al interior de una alberca en un cortijo en Órgiva (Granada). El menor, de nacionalidad británica, ha sido rescatado, en torno a las 11 de la mañana, por su padre, que se encontraba arando en la finca donde se ha producido el suceso.

El hombre se ha tirado al agua para sacar al pequeño de la alberca y lo ha trasladado por sus propios medios hasta el centro de salud de Órgiva. Los servicios sanitarios, que han acudido al encuentro del menor y lo han atendido con inmediatez en plena calle, no han podido hacer nada por salvar su vida.

Los siniestros de este tipo suelen producirse con la llegada del verano, señala la federación, que alerta de que muchos de los fallecimientos de menores se producen sobre todo en las piscinas privadas. Entre los muertos este 2017 se encuentra un niño de tres años, que fue hallado en una alberca situada en las inmediaciones de la Cuesta Cantalobos, un espacio rural conocido como Río Seco, en la localidad granadina de Almuñécar, y otro de la misma edad, que se cayó a la piscina de una vivienda en la urbanización El Bosque, en Chiva (Valencia). Ambos ocurrieron el pasado abril.

El centrocampista del Manchester United gusta al nuevo técnico y encaja al área deportiva