El Periódico

El hospital desmiente haber dado el alta forzosa una paciente sin un hueso del cráneo por no tener papeles

La enferma asegura que la sanidad pública valenciana rehúsa operarla por no tener la documentación en regla y le exigen que pague la intervención

EL PERIÓDICO / Valencia

Jueves, 16 de mayo del 2013 - 21:08 CEST

El hospital de Valencia ha desmentido, a través de un comunicado, la falta de atención o denegación de asistencia a la paciente de origen hondureño María Concepción Amaya Guzmán, supuestamente por no tener la documentación en regla.

Asegura que "las guías de práctica clínica establecen que tiene que transcurrir un tiempo de al menos 6 semanas a 3 meses desde la intervención quirúrgica para poder realizar la craneoplastia ("reposición del hueso craneal extraído para la descompresión cerebra"), y que lo normal es hacerlo a los 6 meses.

La paciente, según el centro hospitalario,"fue atendida inicialmente en el servicio de urgencias y posteriormente ingresada en el servicio de neurocirugía, sin tener en cuenta su situación de aseguramiento y sin que ello supusiera modificación alguna en el tratamiento habitual para este tipo de enfermos y patología".

Dos intervenciones en 34 días y varias pruebas

Amaya Guzmán estuvo ingresada, según el comunicado, 34 días, durante los cuales fue intervenida por neurocirugía en dos ocasiones, se le practicaron "varios TAC, RM cerebral y arteriografía de carótidas" y recibió fisioterapia y rehabilitación. La paciente fue dada de alta "cuando su situación clínica lo permitió y citada a consultas externas de neurocirugía del hospital para el seguimiento y control evolutivo", según el hospital.

Añade la nota, que Amaya Guzmán "fue visitada por última vez el 9 de abril y se le solicitó TAC de control para valorar si se dan las condiciones que permitan realizar la craneoplastia estando citada de nuevo en la consulta de neurocirugía el próximo 4 de junio". Argumenta la nota de desmentido que "las guías de práctica clínica establecen que tiene que transcurrir un tiempo de al menos 6 semanas a 3 meses desde la intervención quirúrgica para poder realizar la craneoplastia (el fragmento óseo se encuentra en el banco de huesos a la espera de que la intervención sea viable), siendo lo habitual realizarla aproximadamente a los 6 meses".

Tras lamentar que se haya cuestionado la profesionalidad y la ética del centro hospitalario, asegura el comunicado que "la buena práctica clínica nunca se ha visto menoscabada por la situación administrativa de los ciudadanos a los que este Hospital y sus profesionales tienen la responsabilidad de atender".

La versión de la paciente

Amaya Guzmán afirma que recibió el alta forzosa en el Hospital de Valencia tras una operación de cráneo al descubrirse que era una inmigrante sin papeles, según ha explicado La Sexta.

La mujer, que cuida a una anciana en Valencia, sufrió el pasado 11 de enero un accidente vascular cerebral, por el que fue atendida en el centro hospitalario. Los médicos le practicaron una craneotomía, que consiste en la extirpación de parte del hueso del cráneo para acceder al cerebro.

La mujer fue operada de nuevo cuatro días después y los médicos la remitieron a un centro especializado de rehabilitación para colocarle nuevamente el hueso que le fue extraído. Sin embargo, según la paciente, cuando en el hospital se dieron cuenta de que no tenía papeles, le dieron el alta y le explicaron que debía pagar por su tratamiento, según explica su hermana Miriam, que ha llegado desde Honduras para cuidarla.

Un tratamiento con muchos medicamentos no subvencionados

Miriam, que ha tenido que dejar su trabajo para atender a su hermana, asegura que les resulta imposible reunir el dinero, ya que además tiene un tratamiento con muchos medicamentos, que no están subvencionados.

Las hermanas cuentan con la solidaridad de otros ciudadanos hondureños que están recaudando fondos para ayudarlas. María Concepción necesita a diario antinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y ranitidina, entre otros medicamentos. Ha perdido la sensibilidad en el lado izquierdo de su cuerpo y padece de fuertes dolores de cabeza. El hueco abierto en su cráneo solamente está cubierto por cuero cabelludo, por lo que "cualquier roce o golpe podría provocarle la muerte".

Piqué, Mascherano y Aleix Vidal reciben el alta médica y estarán disponibles para la final