El Periódico

Uganda acoge a 900.000 refugiados sursudaneses que necesitan ayuda, dice MSF

EFE

Jueves, 18 de mayo del 2017 - 12:48 CEST

Uganda acoge ya a más de 900.000 refugiados sursudaneses que necesitan urgentemente asistencia humanitaria, lo que representa más que todas las solicitudes de asilo concedidas por Europa el año pasado, señaló hoy en un comunicado Médicos Sin Fronteras (MSF).

De acuerdo con esta organización, más de 630.000 refugiados llegaron al norte de Uganda desde julio de 2016, cuando volvió a estallar la violencia en Sudán del Sur entre rebeldes y el Ejército, y miles de sursudaneses siguen huyendo cada semana al país vecino.

"Ello lleva el total de refugiados sursudaneses y solicitantes de asilo a más de 900.000, y Uganda es ahora el país que más refugiados acoge en África y que acepta a más refugiados que el número de personas que recibieron asilo en Europa en 2016", señala MSF.

Esta organización indica que los sursudaneses que llegan al norte de Uganda se encuentran en un estado de salud "relativamente bueno", pero muchos han experimentado "una violencia horrenda" en su lugar de origen o durante el trayecto.

El alcance de la llegada de refugiadas a ese país ha llevado hasta el límite las "políticas progresistas" de Uganda en materia de refugiados y afectado la capacidad del Gobierno a responder al gran flujo de sursudaneses.

"Pese a la gran movilización humanitaria, la respuesta de emergencia aún está lejos de ser suficiente y muchas personas no tiene agua, comida y refugio suficiente", afirmó el jefe de la misión de MSF en Uganda.

Muchos refugiados recién llegados tienen que dormir debajo de árboles y hay retrasos en la distribución de comida y de agua potable, algo que incluso ha provocado que algunos sursudaneses vuelvan a su país ante las carencias que sufren en los campamentos.

A esto se suma que, pese a que el 85 % de las llegadas nuevas al norte de Uganda son mujeres y niños, no hay una respuesta y protección específica para las "extendidas violaciones" de las que informan haber sido víctimas en Sudán del Sur.

MSF trabaja actualmente en cuatro campamentos de refugiados en el noroeste, Bidi Bidi, Imvepi, Palorinya y Rhino.

La baja de Suárez dibujará un ataque nuevo en el equipo que este sábado se mide al Alavés