El Periódico

Sudáfrica mantiene retención de fosfato saharaui para determinar su propiedad

EFE

Jueves, 15 de junio del 2017 - 17:44 CEST

El Tribunal Supremo de Sudáfrica dictaminó hoy que la detención de la carga de un barco procedente de Marruecos que transporta 54.000 toneladas de fosfato extraído del Sáhara Occidental es legal y que el caso se someterá a juicio para determinar quién tiene el derecho sobre el cargamento.

"El tribunal dictó su sentencia a favor de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario", confirmó a Efe el letrado sudafricano y de defensa saharaui Andre Bowley, quien informó de que la corte retiene la carga, no al barco ni a la tripulación.

El navío marroquí NM Cherry Blossom se dirigía a Nueva Zelanda cuando fue intervenido por las autoridades sudafricanas durante una escala en el puerto Sudafricano Elizabeth el pasado 3 de mayo, en respuesta a una solicitud del Frente Polisario (FP).

El FP denunciaba la supuesta falta de legitimidad de la carga por haber extraído el fosfato en los territorios que Marruecos ocupa desde los años 70.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señaló que la empresa pública marroquí Oficina Jerifiana de Fosfatos, propietaria del cargo detenido, y Phosboucraa, empresa filial de la misma, no han extraído el fosfato del Sáhara Occidental con el consentimiento del pueblo.

"Ellos no pueden decir que lo hacen en nombre de su pueblo", puede leerse en la sentencia, que alega que como la mayoría del pueblo saharaui vive al este del muro de separación marroquí o en los campos de refugiados en Argelia "los que pueden beneficiarse de la extracción de fosfato son los colonos marroquíes".

Según el Supremo, "Marruecos no tiene derecho a la soberanía sobre el Sáhara Occidental. Su reclamo como resultado de su ocupación del territorio es incompatible con el estatuto de Sáhara Occidental como territorio no autónomo".

Tras la decisión judicial, la carga permanecerá en el puerto hasta que el caso vaya a juicio.

La incautación de la carga por orden judicial se produce sólo meses después de que las autoridades saharauis concluyeran con éxito un caso contra la Unión Europea por extender un acuerdo de libre comercio con Marruecos al Sáhara Occidental.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) validó definitivamente el pasado 21 de diciembre el acuerdo comercial agrícola y pesquero firmado entre la Unión Europea y Marruecos en 2012, ya que el pacto no menciona expresamente su aplicación en el Sáhara Occidental, territorio que la legislación de la UE no considera parte del reino alauí.

La sentencia del TJUE, máxima instancia judicial comunitaria y contra la que no cabe recurso, anuló de esa forma una sentencia de 2015 del Tribunal General de la UE.

El Tribunal General de la UE, en su decisión previa, invalidaba parcialmente el acuerdo en la parte que afecta al Sáhara Occidental, al opinar que la Unión no verificó si la explotación de los recursos tenía un impacto sobre la población de la antigua colonia española, como reclamaba el Frente Polisario.

El secretario técnico del FC Barcelona ya intentó ficharlo la temporada pasada sin éxito