El Periódico

Català de l'Any 2016

RESACA DE LA CUMBRE DEL BCE

El secretario de Estado de Interior dice que Puig le pidió el despliegue de Guardia Civil y Policía Nacional

La 'conselleria' le desmiente e insiste en que fue el Gobierno el que impuso el dispositivo

"España no podía permitirse que una pedrada o un cóctel molotov hicieran subir la prima de riesgo", afirma Ulloa

ANTONIO BAQUERO / Barcelona

Viernes, 4 de mayo del 2012 - 18:25 CEST

Agentes de la Policía Nacional vigilan los alrededores del Banco de España, el miércoles, con motivo de la cumbre del BCE.

Interior contra Interior. Ministerio y Conselleria han dado este viernes versiones contrapuestas sobre quién creyó necesario el despliegue en Barcelona de miles de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil con motivo de la cumbre del Banco Central Europeo. El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, ha señalado que fue Felip Puig el que le pidió ese despliegue. “El conseller me requirió si podíamos ayudarle con motivo de la cumbre. Y yo le respondí que por supuesto”, ha señalado el secretario de Estado.

Sin embargo, la Conselleria d'Interior da una versión radicalmente distinta. “No es verdad que el conseller pidiera ayuda. De hecho, los Mossos podían haber asumido solos todo el despliegue”, han insistido esta mañana fuentes de la conselleria, que han asegurado que los Mossos van a mantener el estado de alerta ante las próximas movilizaciones de los indignados, previstas para el 12 de mayo, y las posibles celebraciones de la Copa del Rey.

El propio Puig ha explicado posteriormente que "en varias ocasiones" trasladó al ministerio "la impresión de que no era necesario un despliegue tan notable" de los cuerpos del Estado. Con todo, ha admitido que estos "han ayudado a tomar decisiones que han hecho que todo funcionara bien en materia de seguridad", como la suspensión del Tratado de Schengen.

Más barato que un Madrid-Barça

Mientras que Puig ha valorado el despliegue de los Mossos en menos de medio millón de euros, el secretario de Estado se ha negado en su comparecencia a facilitar el coste del dispositivo policial, con el que se han movilizado 3.500 policías nacionales y guardias civiles. “Ha costado mucho menos que un Madrid-Barça y mucho menos que lo que costó la huelga general del 29 de marzo”, ha comentado Ulloa, que, además, justificó el por qué del enorme despliegue.

“Teníamos informes de riesgo hechos por la Policía Nacional, la Guardia Civil y el CNI. No se puede decir que nos hemos gastado una millonada en proteger a 13 personas. España no podía permitirse que una pedrada o un cóctel molotov hicieran subir la prima de riesgo”, ha sentenciado Ulloa.