• Jueves 24 abril 2014, 13:37 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

VÍA LIBRE AL PROYECTO EN EL CONSEJO DE MINISTROS

La reforma escolar de Wert castiga al catalán y premia a los obispos

El Gobierno impone a la Generalitat el pago de las clases en castellano a las familias que las pidan

La futura ley fija que la nota de Religión contará como la de Matemáticas para la media y las becas

Sábado, 18 de mayo del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
ANTONIO M. YAGÜE / MANUEL VILASERÓ
MADRID

La Generalitat deberá pagar en colegios privados las clases en castellano a las familias que las pidan. Así lo establece la reforma educativa capitaneada por el ministro José Ignacio Wert, a la que el Consejo de Ministros dio ayer luz verde, y que establece un mecanismo «excepcional y transitorio», planteado a modo de chantaje. O la Generalitat asume directamente el coste, o el Estado lo adelanta y posteriormente le descuenta el montante equivalente de la financiación que recibe de la Administración central.

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría y Wert, tras el Consejo de Ministros. AGUSTÍN CATALÁN

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 2 de la sección de Tema del día de la edición impresa del día 17 de mayo de 2013 VER ARCHIVO (.PDF)

El proyecto de la ley orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE), la séptima de la democracia, provocó el rechazo total de la 'consellera' de Ensenyament, Irene Rigau, que la consideró «imposible de aplicar», y de la oposición. Sale del Consejo de Ministros con una semana de retraso, después del frenazo que siguió al varapalo del Consejo de Estado y a la huelga general del sector del pasado día 9. Y de momento no cuenta con el apoyo de ningún grupo político, por lo que está abocada a ser derogada si el PP pierde la mayoría absoluta.

A pesar de que el propio Wert evitó mencionarlo, el proyecto también fija que la nota de la asignatura de Religión cuente -como exigía la Conferencia Episcopal Española- igual que la de Matemáticas o la de Lengua para la media final, la obtención de ayudas y becas y la repetición de curso. La alternativa de Religión (Valores Culturales y Sociales en primaria y Valores Éticos en secundaria), que además será ofrecida como optativa, también contará a estos efectos. Este cambio supone una vuelta a la LOGSE, aprobada por el Gobierno de Felipe González en 1990. Con la ley actualmente vigente, la LOE, la Religión no cuenta, ni es evaluable a final de curso ni sirve para pedir ayudas y becas. La alternativa la establecen los colegios que lo deseen, y en los demás no la hay.

VUELTA DE TUERCA / El anterior borrador exigía que la comunidad autónoma costease las escolarizaciones en un centro privado en el caso de que un alumno quisiera tener el castellano como lengua vehicular y no existiese esa posibilidad en un centro público. Pero el Gobierno ha dado otra vuelta de tuerca a su idea de «garantizar el uso del castellano» y en la práctica el coste de la escolarización seguirá corriendo a cargo de la Generalitat, aunque a través de un sistema indirecto.

Si el proyecto sale adelante, cuando la reforma educativa se empiece a aplicar (curso 2014-15) los padres que quieran recibir la enseñanza en castellano deberán iniciar un procedimiento administrativo, dirigiéndose en primer lugar a la Generalitat. En caso de no obtener una solución, deberán solicitar a la Alta Inspección -dependiente del ministerio- que examine el caso y compruebe que realmente no existe ningún centro público o concertado que dé respuesta al problema. En ese caso el ministerio adelantará el coste de la escolarización en un centro privado, que luego descontará de la financiación de la comunidad.

PREVISIÓN DE 1.000 PETICIONES /De momento, el ministerio calcula en 5 millones de euros el dinero que tendría que adelantar en base a una estimación de 1.000 solicitudes de alumnos. La Generalitat asegura que en este curso solo 17 familias pidieron este tipo de enseñanza. Wert consideró que si la cifra se dispara por la demanda o el atractivo que pueden ofrecer prestigiosos colegios privados bilingües o trilingües, la Generalitat tiene la posibilidad de frenarla ofreciendo estudiar con el castellano como lengua vehicular en colegios públicos o concertados.

El Gobierno también ha revisado el coste de la reforma, pero barriendo para casa. Intentará que la UE ponga la mitad de los 400 millones de euros que le supondrán al Ejecutivo central los cambios. Los ministerios de Educación y Empleo tratarán de que ese dinero salga del Fondo Social Europeo, que tiene entre sus principales objetivos la lucha contra el paro juvenil. Pero esta iniciativa no afectará a las costes indirectos, que deberán sufragar las comunidades autónomas: entre 334 y 927 millones, según el número de alumnos que sigan estudiando tras la ESO.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Sociedad

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com