El Periódico

Venta anticipada Estopa en el Palau Sant Jordi 2015

POLÉMICA REFORMA EDUCATIVA

El Govern también planta a Wert en la reunión sobre universidades

El ministro aborda con las comunidades el nuevo sistema de acceso universitario

Ensenyament considera que el proyecto "deja en ruinas" el modelo catalán

AGENCIAS / Madrid

Miércoles, 5 de diciembre del 2012 - 15.32 h

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, al inicio de la reunión sobre universidades, este miércoles en Madrid.

El Govern no ha asistido a la reunión de este miércoles de la Conferencia General de Política Universitaria con el ministro de Educación, José Ignacio Wert, negativa que se suma al abandono de la consellera d'Ensenyament en funciones de la Generalitat, Irene Rigau, de la Conferencia Sectorial de Educación del martes por considerar inadmisible el tratamiento de la lengua catalana en el anteproyecto de ley para la mejora de la calidad educativa (Lomce).

Así lo ha avanzado el Ejecutivo catalán en un comunicado, en el que recuerda que este anteproyecto "supone una agresión al Estatut y deja en ruinas el modelo catalán de acceso al sistema universitario catalán", motivo por el cual el Secretario de Universidades e Investigación, Antoni Castellà, no ha asistido al encuentro.

En la reunión de hoy, Wert abordará con los consejeros autonómicos el nuevo modelo de acceso a los estudios superiores previsto en la propuesta de reforma educativa. Según el último borrador, desaparece la selectividad y los alumnos podrán entrar en la universidad con el título de bachillerato. No obstante, las universidades podrán valorar formación complementaria o pruebas específicas.

El Govern ha exigido la retirada del anteproyecto al considerar que "margina a la Generalitat" y vulnera sus competencias, y ha recordado que Wert se comprometió en la última reunión sectorial a rectificar aquellos artículos que suponían algún conflicto competencial.

El anteproyecto de la Lomce elimina las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) de la Generalitat y las substituye por una reválida al final del bachillerato, atribuyéndose la labor de "marcar los criterios, establecer las características y fijar los contenidos" de esta nueva prueba. Según Castellà, el texto "expulsa" el catalán de la troncalidad en el sistema educativo en las etapas obligatorias, y otorga al Estado la competencia de determinar los criterios básicos que deberán fijar las universidades para acceder a ellas.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario