El Periódico

Entradas MOUSTACHE

RESUMEN CLIMÁTICO

Calor global

Los expertos vaticinan que este año se batirá un nuevo récord de temperatura por El Niño

El 2015 superó de forma holgada la marca media anual en el conjunto del planeta

Viernes, 8 de enero del 2016 - 18:45 CET

El año 2015 fue el más cálido en el conjunto del planeta desde que a mediados del siglo XIX empezó el registro internacional de temperaturas, un récord que incluso podría definirse como holgado, y todo indica que el año en ciernes volverá a situarse en primera posición. No es una sorpresa, sino el lógico resultado del cambio climático, que avanza de forma irregular pero ineroxable, y también de la gran actividad de El Niño, complejo fenómeno de carácter más o menos cíclico cuyos efectos perdurarán hasta bien avanzada la primavera, e incluso de otros procesos naturales menos conocidos como la llamada Oscilación Decadal del Pacífico (PDO), que afecta a las aguas más septentrionales del océano. Todo suma.

Al cambio climático, que avanza de forma irregular pero inexorable, se han sumado este año unas condiciones naturales favorables

Las temperaturas no aumentan linealmente al mismo ritmo que la concentración en la atmósfera de gases de efecto invernadero porque en ellas tiene un gran peso “la variabilidad natural del clima”, resume Francisco Doblas-Reyes, investigador ICREA de la Generalitat y director del área de Ciencias de la Tierra del Barcelona Supercomputing Center (BSC).

Según el National Climate Data Center de Estados Unidos (NCDC), la temperatura media entre enero y noviembre del 2015 fue la más elevada del registro histórico para el mismo periodo, con 0,87 grados por encima del promedio 1900-2000, superando el récord de 0,68 grados del año precedente, que a su vez adelantó al 2010 y el 2005 (0,64 grados). El NCDC aún no ha hecho públicos los datos de diciembre, pero es imposible que no se bata el récord anual atendiendo a la ventaja acumulada en los primeros 11 meses. Lo más destacado del año fue el carácter general de las temperaturas elevadas, aunque especialmente en el Índico, América central y del sur y zonas de Europa. Además, los ocho últimos meses fueron los más cálidos de sus respectivas series, es decir, nunca había habido un agosto o un octubre tan cálido desde 1880.

Las cuatro instituciones que se dedican a medir y procesar los registros internacionales obtienen resultados similares. Por ejemplo, la serie elaborada por el MetOffice y la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido, muestra que el 2015, también a falta de diciembre, es el primer año en que se supera por más de un grado la temperatura media del promedio 1850-1900, lo que significa que ya se ha recorrido la mitad del camino hasta los dos grados, el peligroso umbral que nunca se debería cruzar según las advertencias de la comunidad científica.

El MetOffice explica que el aumento de las temperaturas parece haber tomado un nuevo impulso tras 15 años de una cierta desaceleración ocasiada, según las principales hipótesis, al aumento de los aerosoles atmosféricos y del calor absorbido por el océano profundo. "Nuestro pronóstico sugiere que a finales del 2016 habremos visto tres récords anuales seguidos”, declara Adam Scaife, el jefe de predicción a largo plazo. “Todo esto no es bueno para el planeta”, añade Michel Jarraud, que el 31 de diciembre dejó su cargo como secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Si el récord del 2015 ha sido tan holgado es gracias a El Niño, fenómeno cuya manifestación más característica es el calentamiento anormal del Pacífico ecuatorial pero que tiene efectos planetarios. Según observaciones satelitales de la NASA, el mes pasado se alcanzaron anomalías positivas de hasta cuatro grados en las aguas superficiales, lo que iguala o incluso supera los registros del Niño de 1997, recordado por las graves inundaciones que ocasionó en América del sur durante los primeros meses de 1998.

VARIOS MESES MÁS

Como los efectos del Niño se prolongarán varios meses más, el MetOffice sostiene que este año tiene muchos números para volver a batir el récord de calor global. Sin embargo, no descarta que con posterioridad se vivan años más suaves. Tras este gran salto de dos décimas vinculado a El Niño, comenta Doblas-Reyes, pasaremos “a una fase neutra del fenómeno o incluso negativa, la llamada Niña, y es posible que haya unos años con temperaturas ligeramente inferiores”.

Aunque es difícil de predecir la llegada y la intensidad de procesos naturales como el Niño o la PDO, que ahora parece estar cambiando de ciclo, el cálculo climático a largo plazo tiene en cuenta cada vez más estas variables, insiste el investigador, cuyo equipo en el BSC desarrolla programas informáticos a décadas vista. “La gran incertidumbre que tenemos ahora es si el cambio climático intensificará o todo lo contrario estos fenómenos”, concluye Doblas-Reyes.

Sucesos meteorológicos del 2015

EUROPA. Entre los episodios más destacados del año destacan por su cercanía geográfica las sucesivas olas de calor que durante los meses de julio y agosto afectaron a gran parte de Europa y que batieron en numerosos casos los récords alcanzados durante el verano del 2003. Los termómetros llegan en París y Madrid a 40º y en Londres a 37º.

INDIA. La peor situación se registró en mayo en la India: 2.200 personas murieron en los estados de Andhra Pradesh y Telangana como consecuencia de una ola de calor que situó los térmómetros en máximas de 48º.

CICLONES. En noviembre, la costa de Yemen recogió en menos de una semana 400 litros por metro cuadrado, cinco veces la pluviometría media anual, debido a los efectos del Chapala, el segundo ciclón con vientos más intensos en el Índico desde 1979. A finales de julio, el tifón Soudelor alcanzó rachas máximas de 290 km/h a su paso por Taiwán, donde causó grave destrozos. En noviembre, Sandra se convirtió en el huracán con los vientos más fuertes en el Pacífico septentrional desde que hay datos (1971).

LLUVIA EN EL DESIERTO. En marzo, más de 30 personas murierton en Atacama y otras regiones del norte de Chile, uno de los territorios más secos del planeta, de resultas de unas graves inundaciones. 28.000 viviendas sufrieron daños.

Cristiano volvió a encararse con la afición madridista