El Periódico

LA REFORMA DE UNOS ESTUDIOS CUESTIONADOS

Umberto Eco en la nueva 'selectividad' de los maestros

Un texto del autor italiano estrena las pruebas de aptitud para acceder a los grados de Magisterio

3.000 jóvenes optan a ocupar una de las 2.700 plazas que ofrecen las facultades de Educación

Umberto Eco en la nueva 'selectividad' de los maestros

RICARD CUGAT

Estudiantes durante las pruebas de aptitud personal (PAP) para acceder a los grados de Educación, en la facultad de Economía de la UB, este sábado.

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Sábado, 17 de junio del 2017 - 17:30 CEST

Más acalorados que nerviosos, los cerca de 3.000 jóvenes catalanes que el próximo curso aspiran a estudiar Magisterio se han enfrentado este sábado a las pruebas de aptitud personal (PAP), un examen en el que se evalúan sus habilidades lingüísticas, matemáticas, lógicas y de pensamiento crítico. La prueba, que forma parte de las medidas previstas por la Generalitat y las universidades para mejorar la formación de los maestros en Catalunya, condicionará el acceso a los estudios universitarios de Educación Infantil y Educación Primaria y sustituye a la exigencia, aplicada desde el 2014, de obtener una nota media de 5 en los exámenes de Lengua Catalana y de Lengua Castellana de la selectividad.

"Este es todavía un primer paso, y queremos que sea sostenible y fácil de evaluar. Más adelante, ya estudiaremos la posibilidad de introducir entrevistas personales u otros mecanismos para determinar mejor los perfiles de los futuros alumnos", ha adelantado Josep Maria Cornadó, coordinador de las PAP en toda Catalunya. El objetivo es hallar la fórmula para saber si además de unos conocimientos básicos, los aspirantes a docentes son también personas empáticas, con capacidad de liderazgo y con habilidades para tratar con niños.

A las pruebas estaban inscritos 2.920 que optan a las poco más de 2.700 plazas que ofrecen las nueve universidades que imparten estos estudios. Algunas de ellas han mostrado su preocupación porque si el índice de suspendidos es muy alto, se queden sin cubrir todas sus vacantes. A los alumnos les preocupa justo lo contrario: ser una de las aproximadamente 200 personas que no van a poder entrar.

"Al final, ha sido bastante más fácil que la selectividad", comenta Abril, una joven de Vilafranca del Penedès que aspira a estudiar Educación Infantil y que acaba de completar la prueba lingüística y de pensamiento crítico. "Hemos tenido que corregir las faltas de un texto y redactar unas líneas a partir de un fragmento de Umberto Eco, en el que se hablaba de Homero, de Kant, de Hume y de San Agustín", agrega Mireia, que aspira a ingresar en la facultad de la Universitat de Barcelona (UB).

Algo más de respeto da la segunda prueba de la jornada, la de Matemáticas y Lógica, especialmente porque hay aspirantes que no han tocado los números desde que hicieron cuarto de la ESO. "Nosotras estamos tranquilas, porque hemos hecho los bachilleratos social y científico y hemos dado Mates hasta este año, pero ya no han comentado que se trata más bien de aplicar sentido común", dicen Marina, Núria y Maria, que vienen del mismo instituto y esperan pacientes el inicio del examen.

'Globoesporte' reveló que el jugador había confesado su fichaje en una partida de póker con Neymar