El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

La policía rescata una niña de 2 años colgada de su balcón

La Guardia Urbana de Vic, alertada por un vecino, destrozó la puerta del domicilio "a patadas"

La madre la había dejado sola para llevar a sus hermanos a la escuela

GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

Viernes, 12 de febrero del 2016 - 12:04 CET

Una niña encaramada en un balcón de un edificio de Vic, el 11 de febrero.

La Guardia Urbana de Vic rescató el jueves a primera hora de la mañana a una niña de 2 años que había trepado hasta la barandilla de su balcón y ya estaba colgando por su parte exterior. La imagen, inquietante, fue detectada por un vecino, que avisó a la policía municipal.

Los agentes se valieron de una manta que les proporcionó un vecino para improvisar una lona que amortiguara su posible caída. Este instante es el que ha inmortalizado la fotografía que publica este diario.

Mientras desplegaban esta protección, había más policías llamando al timbre del domicilio. Pero no respondía nadie. Tuvieron que destrozar “la puerta a patadas”, explica un responsable policial de este cuerpo de seguridad. Tras romperla, enseguida llegaron hasta la pequeña y se desactivaron todas las alarmas. Quedaba por resolver qué hacía una chica de su edad, pronto hará 3 años pero tiene todavía solo 2, en un domicilio sin ningún adulto.

La respuesta llegó minutos después, cuando se presentó la madre, que regresaba de dejar a sus hermanos en la escuela. “Fueron solo unos minutos”, aclara esta fuente policial. No obstante, el incidente también se ha trasladado al juzgado para que tome las medidas que considere oportunas.

Los hechos tuvieron lugar ayer jueves sobre las nueve de la mañana en el barrio de la Horta Vermella, al sur de Vic.

TEMAS

Luis Enrique tiene una norma que sigue a rajatabla y enseña a todos sus ayudantes desde el primer día: "Tú puedes tener resultados o excusas, pero no ambos"

La celebración de Cristiano Ronaldo tras marcar en la tanda de penalties no ha gustado a la marca deportiva que equipa al Real Madrid