El Periódico

DIRECTO Sigue el congreso extraordinario del PSOE

SUCESOS 

Un muerto por bala en una pelea en el cementerio de Figueres

FERRAN COSCULLUELA
FIGUERES

Sábado, 2 de noviembre del 2013

Un hombre de unos 30 años y nacionalidad francesa murió ayer poco después del mediodía a consecuencia de un disparo recibido tras una pelea en el cementerio de Figueres (Alt Empordà). El homicidio se produjo a raíz de una disputa en el camposanto de la población entre dos familias de etnia gitana que habían acudido a visitar las tumbas de sus parientes y celebrar la festividad de los difuntos.

Según los Mossos d'Esquadra, algunos miembros de los dos grupos, uno de origen francés y otro catalán, comenzaron a discutir de forma tan acalorada que fueron otras personas de los clanes participantes quienes conminaron a los dos hombres a abandonar el recinto y saldar sus diferencias en el exterior. Tras obedecer, los litigantes continuaron la bronca en el exterior hasta que uno de ellos sacó una pistola y disparó un tiro que causó la muerte del otro casi al instante.

Una patrulla de la policía local -que había sido alertada por algunos visitantes del cementerio de la pelea que había comenzado en el interior- detuvo al agresor, que entregó el arma, en las afueras del camposanto.

En el momento del suceso y en otro punto del cementerio, se celebraba una ofrenda floral institucional a las víctimas de la guerra civil en la que participaban, entre otros, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila, y la alcaldesa de Figueres, Marta Felip. Felip precisó que los asistentes a este acto pudieron escuchar entre cuatro y cinco disparos y que, posteriormente, pudo saber que se había tratado de una pelea entre una familia gitana de Gavarre (sur de Francia) y otra del barrio de Sant Joan de la capital ampurdanesa.

VIGILANCIA A LOS CLANES / A consecuencia del trágico suceso, los Mossos d'Esquadra reforzaron ayer por la tarde la vigilancia del barrio de Sant Joan de Figueres con la intención de evitar posibles represalias de la otra familia gitana. También realizaron varios registros domiciliarios. En uno de ellos la policía autonómica detuvo a un hombre por un presunto delito de conducción temeraria y a una mujer por llevar un arma sin licencia.

Publicidad

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario