El Periódico

Entradas MOUSTACHE

PRESUNTO CASO DE PEDERASTÍA EN BARCELONA

Cinco exalumnos de los Maristas denuncian abusos sexuales de un profesor de gimnasia

Un juez y los Mossos investigan al docente del centro de Les Corts entre 1984 y el 2011

El padre de una víctima ha destapado el presunto escándalo de pederastia

Cinco exalumnos de los Maristas denuncian abusos sexuales de un profesor de gimnasia

JULIO CARBÓ

Una pintada en la fachada del colegio Maristas Sants-Les Corts, esta mañana.

Guillem Sànchez Guillem Sànchez

@guillem_sm

Jesús G Albalat Jesús G. Albalat

@jgalbalat

Jueves, 4 de febrero del 2016 - 18:53 CET

El padre de un exalumno del colegio Maristas de Sants-Les Corts de Barcelona ha empezado a tirar de la manta que escondía un posible caso de abusos sexuales en este centro de secundaria durante años. Su hijo ha declarado ante los Mossos d’Esquadra que cuando cursaba primero y segundo de ESO, Joaquín B., profesor de gimnasia, le agredió sexualmente de forma repetida. La denuncia, según ha sabido EL PERIÓDICO, llegó este miércoles a un juzgado de la capital catalana, que ha abierto una investigación.

Este padre, dolido con el centro educativo, ha ido más allá de la denuncia. Colgó en el colegio carteles para destapar los hechos. Adjuntó en estos pasquines una cuenta de correo (abusosenmaristas@gmail.com), creada para averiguar si existían más víctimas. Las había.

La entrada del Col·legi Maristes de Sants-Les Corts de Barcelona, ayer por la tarde.

Varios alumnos se hicieron eco de los carteles en su página de Facebook y a través de esta publicación se corrió la voz. Dos hombres, de 43 y 22 años, le escribieron correos electrónicos: “Me pasó lo mismo que a tu hijo”. Los dos declararon el miércoles por la tarde y este jueves por la mañana. Sus relatos son coincidentes porque explican casos muy parecidos: tocamientos del maestro que terminaban en masturbaciones o felaciones a sus alumnos, siempre niños, de entre 11 y 13 años.

La víctima

Se desnudaba completamente y me hizo varias felaciones y masturbaciones en su despacho, y me pidió que le tocara

Este jueves al mediodía han declarado otras dos presuntas víctimas. En total son cinco los exalumnos que han relatado a los policías de la Unidad de Investigación de Sants-Les Corts qué ocurrió hace años en este colegio. El juzgado, por ahora, no ha citado a nadie.

MÁS INDICIOS

“Pero hay más casos”, asegura el padre de la víctima. Porque ha recibido más correos y porque se ha puesto en contacto con él una pareja, un chico y una chica. Se reunieron, en presencia de dos policías de paisano, este lunes, en el Pans & Company de la plaza del Centre. En ese local la pareja les detalló que conocían a dos chicos que habían pasado también por la misma situación. Y añadieron que a ellos les constaba que, por lo menos, “existía una grabación” que registra los abusos sexuales.

Este profesor de gimnasia estuvo 27 años en el centro, entre 1984 y el 2011. En el 2011 el padre de un alumno puso en conocimiento de la escuela que el docente había abusado sexualmente de su hijo. Joaquin B. lo reconoció, según la versión del centro, y fue despedido. Los Maristas denunciaron a la Fiscalía de Menores los hechos, pero la denuncia no prosperó judicialmente porque la víctima se negó a declarar. Con su marcha y con el archivo de este proceso, todo se dio por olvidado.

LA CONFESIÓN

Me sentía muy intimidado porque era profesor y mucho más grande que yo, con lo cual nunca opuse resistencia

Así habría seguido si el hijo del padre que ha impulsado la denuncia no hubiera roto el silencio hace tres años, cuando tenía 19, para contarle a su madre la pesadilla que le tocó vivir de niño en el despacho de este docente. La revelación fue solo de una parte de la historia, la que podía decir en voz alta, porque entonces este joven ya estaba “roto por dentro”: encerrado en casa, con miedo a pisar la calle, sin estudios ni trabajo. Unos daños internos que, con distintas intensidades, comparten el resto de las víctimas.

El joven ha relatado a los Mossos que a mediados del 2010, cuando tenía 15 años, y mientras realizaba educación física y por un problema que tenía en la espalda, su profesor de gimnasia, Joaquín B., le dijo que fuera a su despacho, al lado de la piscina. El docente le hizo tumbar en una camilla y empezó a examilarle la espalda. "Al rato comenzó a masajearme y empezó a tocarme los genitales y todo el cuerpo", sostiene el denunciante, que se quedó "totalmente paralizado, sin saber como reaccionar".

Creo que en la escuela sufrieron abusos más personas porque veía su comportamiento, aunque no puedo acreditarlo"

LOS ABUSOS

El profesor le sentó encima de sus genitales "haciendo varios movimientos, pero sin llegar a penetrarlo". Los mismos hechos, según esta versión, "sucedieron en más ocasiones, como mínimo en otras dos", cuando Joaquín B. "le pedía ir al despacho con la excusa de hablar con él". El joven relató que se sentía "muy intimidado" porque el investigado "era profesor y mucho más grande que él", con lo cual "nunca opuse resistencia". Ha detallado cómo el docente se "desnudaba totalmente" y le realizaba "felaciones y mastubaciones". "Me besaba utilizando la lengua", ha dicho. Y ha añadido: "Creo que en la escuela sufrieron abusos más personas porque veía su comportamiento, aunque no puedo acreditarlo". 

La investigación judicial apenas ha tenido tiempo de arrancar y los Mossos siguen buscando más víctimas para poder confirmar este escándalo de abusos sexuales, de una gravedad todavía desconocida. Este diario no ha podido localizar a Joaquín B. El colegio, por su parte, "lamenta el sufrimiento que se haya podido causar" y ha reiterado su compromiso de perseguir cualquier caso de abusos.