El Periódico

Una tradición cuestionada

Los toros, ante la puntilla

La iniciativa por la abolición afronta la votación final del miércoles en el Parlament con el triunfo encarrilado

ÓSCAR TORAL
BARCELONA

Domingo, 25 de julio del 2010

Todo eran palmadas en la espalda entre la Catalunya taurina cuando José Tomás llevó a la Monumental al éxtasis hace tres años. Ni una sola de las 19.000 personas que llenaban la plaza de Barcelona imaginaba que aquella tarde iba a empezar a fraguar la iniciativa que tiene a las corridas a un paso de la puntilla. El 17 de junio del 2007, tras manifestarse ante el coso, un puñado de activistas proanimales decidieron pasar de la protesta a la acción legislativa. Fruto de su empeño, el Parlament votará el miércoles si prohíbe los toros en una jornada que se prevé histórica.

LA CORRELACIÓN DE FUERZAS
Los indecisos de CiU serán determinantes

La votación se presenta reñida, pero casi todos los partidos vaticinan que la Cámara aprobará el veto de las corridas en Catalunya, que entraría en vigor el 1 de enero del 2012. La mayoría augura un resultado similar al de diciembre pasado, cuando el Parlament tomó en consideración la iniciativa legislativa popular (ILP) por 67 votos a 59. ERC e ICV la apoyaron en bloque, y CiU mayoritariamente, mientras que el PSC se opuso de modo casi unánime y PP y Ciutadans votaron en contra al completo.

A tres días de la jornada clave, aún hay tiempo para cambios de opinión. Fuentes de la federación nacionalista revelan que en sus filas hay una decena de indecisos. En la admisión de la ILP, unos nueve diputados de CiU rechazaron la prohibición y en torno a cuatro se abstuvieron, por lo que el paso de varios parlamentarios a este bando podría hacer que el veto humillara la cerviz.

Este tránsito, en el que los taurinos fían sus esperanzas, parece improbable. «Tras las comparecencias [en marzo] crecieron en nuestro grupo los detractores de la abolición, pero ahora se da la tendencia contraria», explica un diputado nacionalista, que atribuye la inflexión a la maniobra del PP de llevar la proposición de blindaje de los correbous al Consell de Garanties Estatutàries. «Hay compañeros contrarios a la prohibición que votarán a favor por motivos tácticos», añade un parlamentario del ala taurina de CiU.

Otro movimiento de última hora, la decisión del PSC de dar libertad de voto, juega contra los defensores de las corridas, que temen recibir menos apoyos que si los socialistas se hubieran pronunciado en bloque. En cambio, los taurinos celebran que la votación vaya a ser pública.

LOS PROANIMALES
Confianza antitaurina en la victoria del veto

La Plataforma Prou, promotora de la iniciativa abolicionista, asegura que la votación llega en el momento de mayor respaldo a su causa, hasta el punto de que prevé la aprobación del veto por una ventaja más amplia que el 67 a 59 de diciembre. «Contamos con que la libertad de voto del PSC nos dé apoyos extras, sobre todo de los diputados de Ciutadans pel Canvi», afirma Leonardo Anselmi.

El portavoz del colectivo subraya que la propuesta nació libre de carga nacionalista. «Éramos un grupo de activistas proanimales que dimos por agotada la protesta y apostamos por la acción legislativa. Después conocimos el mecanismo de la ILP, planificamos la estrategia y conseguimos 180.000 firmas, que son las que nos han llevado hasta aquí», recuerda. «Nunca habrían ido tan lejos sin el componente identitario», objetan los defensores del toreo.

LOS TAURINOS
Presión hasta el final para salvar la lidia

Los taurinos han sido mucho más insistentes que los abolicionistas en sus contactos con los parlamentarios, y lo último en que piensan es en acularse en tablas. «Seguiremos hablando con todos hasta última hora, especialmente con los de CiU y el PSC, los que tienen libertad de voto», explica Luis Corrales. El portavoz de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta reclama al líder de la oposición, Artur Mas, que manifieste de qué lado está ¿el president José Montilla se declaró contrario al veto hace meses¿. La presión de los taurinos es tal que algún diputado juzga que puede ser contraproducente: «Se pasan el día en el Parlament y te paran por los pasillos para preguntarte qué vas a votar y por qué. Al principio eran más corteses, pero ahora llegan a ser agobiantes».

Corrales, en cuyos hombros salió José Tomás por la puerta grande de la Monumental la tarde del 17 de junio del 2007, confía en desmentir los pronósticos gracias a los parlamentarios favorables a tramitar la ILP pero que ahora rechazan el veto. Con todo, evita triunfalismos: «Podemos ganar y podemos perder».

EL CONTRASTE
La Cámara tramita el blindaje de los 'bous'

El Parlament ha tramitado la prohibición de las corridas en paralelo a un blindaje de los correbous al que únicamente se opone ICV. Solo la maniobra táctica del PP de pedir un dictamen al Consell de Garanties Estatutàries sobre esta norma ¿que los conservadores respaldan¿ evitará que ambas proposiciones de ley se voten el mismo día. CiU y ERC apoyan las dos propuestas.

El resto de los partidos interpretan que el no a los toros junto al a los bous es contradictorio. Los taurinos ven motivos identitarios: «La catalanidad de la lidia es indiscutible, pero su condición de fiesta nacional española le está pasando factura». Tanto CiU como ERC se justifican por la distinta naturaleza de los festejos. «La finalidad de los correbous no es maltratar al animal, sino hacer una fiesta, mientras que el objetivo de las corridas sí es matar al toro», argumenta un diputado nacionalista.

LAS INDEMNIZACIONES
La abolición supone un coste millonario

La proposición de ley de prohibición de los toros prevé una «compensación económica a los titulares de los derechos subjetivos afectados». El PSC calcula que las arcas públicas deberán pagar unos 300 millones de euros de indemnización, cantidad que blande para subrayar la inoportunidad del veto. CiU rebaja la cifra a una décima parte «como mucho», dado que la abolición no se haría efectiva hasta el 2012. Los antitaurinos juzgan exageradas ambas estimaciones: «La actividad empresarial entraña riesgo. Además, pueden reconvertir la Monumental en recinto de conciertos». De momento, esta tarde aún sonarán pasodobles.

El Barça activa el fichaje del centrocampista brasileño, de 28 años, del Guangzhou Evergrande