El Periódico

COMISIÓN PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA

Los obispos piden a Wert que fije mejor la oferta de la clase de Religión en el Bachillerato

Martínez Camino dice en su despedida como portavoz que "los católicos estamos siempre con el Papa, sea quien sea"

ANTONIO M. YAGÜE // Madrid

Jueves, 3 de octubre del 2013 - 16:31 CEST

Antonio Martínez Camino, secretario de la Conferencia Episcopal Española.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, se ha despedido tras 10 años en el cargo, pidiendo al ministro de Educación José Ignacio Wert y al Ejecutivo que corrijan la actual "indefinición" que a su juicio pervive en la polémica LOMCE, de forma que quede más claro que la asignatura de Religión debe ser de oferta obligatoria, aunque voluntaria para los padres, en todos los centros educativos españoles durante los dos años de Bachillerato.

La redacción actual, según ha explicado, mejora la situación en las etapas anteriores, pero en esta se limita a incluir la asignatura entre las 14 optativas y los centros solo están obligados a ofertar dos o tres. “Así no se cumplen los acuerdos Iglesia-Estado”, ha asegurado rotundo dirigiéndose al Ejecutivo.

El portavoz episcopal ha confiado, en su intervención tras la celebración de la Comisión Permanente, en que “este fleco importante” se resuelva durante la tramitación de la ley en el Senado. “Estamos en contacto para que así sea”, ha revelado.

Con el Papa que sea

Martínez Camino ha eludido hacer un balance de su gestión porque “como dice el refrán nadie es buen juez en su propia causa". Tampoco ha querido entrar en detalle sobre la denominada primavera del papa Francisco y sus reformas. “Los católicos estamos siempre con el Papa, sea quien sea el Papa” ha respondido ante las preguntas acerca del deseo del Pontífice por una Iglesia más horizontal y menos obsesionada con el sexo y la condena.

Su sucesor, según ha informado, será conocido el próximo 20 de noviembre. Ha bromeado con que “al menos formalmente una mujer puede ocupar el cargo”, y, sin entrar en las palabras del Papa sobre el papel de la mujer en puestos decisorios, ha apostillado: “El papel de la mujer en la Iglesia está muy abierto y cada vez es mayor, como sucede en la vida social".

Considera que la gente quiere a los mejores y Bellerín lo es