El Periódico

Los mejores 'castells' de la historia

La seguridad se mantiene, con solo el 3,1% de caídas en más de 10.000 castillos

Las 'colles' cierran una temporada de cifras insólitas y crecimiento espectacular

RAFAEL MORALES / Tarragona

Domingo, 17 de noviembre del 2013

El món casteller no para de crecer en todas sus vertientes.En el 2012 había protagonizado la hasta entonces mejor temporada de la historia, pero este año la ha superado de largo. Cuando se cumplen tres años desde que la Unesco declaró los castells patrimonio inmaterial de la humanidad, una efeméride que se celebrará este lunes en el Palau de la Generalitat, la actividad ha dejado muy atrás los tiempos en que su ámbito se circunscribía a las comarcas de Tarragona para extenderse por toda Catalunya y darse a conocer más en el mundo.

«La temporada ha sido positiva desde diversas perspectivas, porque se ha conseguido un auténtico récord de nuevas colles, se han hecho muchos más castells que el año pasado y la mayoría de las agrupaciones han superado las construcciones que se habían propuesto», explica Alfons Gonzàlez, presidente de la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya (CCCC).

LÍMITES SUPERADOS / Se refiere Gonzàlez a las 65 colles oficiales y, sobre todo, a las 17 nuevas que este año ha acogido la CCCC en calidad de entidades en formación. Pero también a que se habrán llevado a plaza más de 10.000 castells, una cifra que bate claramente a los 9.366 del 2012. Y también alude a que las colles, en general, han superado sus límites. Se han levantado 46 castells de gama extra, construcciones de máxima dificultad, de las que solo siete se quedaron en cargadas, es decir que cayeron en la descarga. «Se han hecho más castells de gama extra que nunca», destaca Gonzàlez.

Junto a estas construcciones hay que citar los 159 castells básicos de nueve pisos (el tres y el quatre de nou amb folre) que han realizado un total de 11 agrupaciones. Es otro dato que demuestra la progresión de las entidades, ya que el año pasado solo ocho de ellas lograron hacer torres humanas de nueve pisos.

Los Castellers de Vilafranca se han mantenido al frente. En la actuación de Sant Fèlix del 30 de agosto volvieron a superarse y firmaron la mejor actuación de la historia (3 de 10 amb folre i manilles, 4 de 9 amb agulla i folre, 4 de 9 sense folre y el pilar de 8 amb folre i manilles). La Vella y la Joves de los Xiquets de Valls han rendido a gran nivel, mientras que la sorpresa la han dado la Jove y los Xiquets de Tarragona. Solo los Minyons de Terrassa han estado por debajo del nivel que se espera de ellos.

Cada vez son más las entidades que se acercan al nivel de la élite tradicional, constituida por los Castellers de Vilafranca, la Vella y la Joves de los Xiquets de Valls y los Minyons de Terrassa. Los Castellers de Barcelona y los Castellers de la Vila de Gràcia son las colles que este año han accedido por primera vez a los castells de nueve pisos. También los Xiquets de Reus lograron completar dos veces este año el tres de nou amb folre, algo que no lograban desde 1996.

A pesar de esta abundancia de colles y de castells, las caídas que tanto alarman al mundo ajeno a esta actividad no han ido en aumento. Al contrario, la seguridad sigue siendo una de las principales preocupaciones de la Coordinadora. El índice de construcciones que han hecho llenya se mantiene como en los últimos años (3,1%).

MÁS MEDIDAS DE SEGURIDAD / Se instauró el casco en la canalla, se utilizan protectores dentales, redes y suelos blandos en los ensayos, y ahora está en estudio un sistema que proteja de las lesiones cervicales. Las contusiones son el problema más común cuando se producen caídas, y los castellers que forman la pinya, los que más las padecen. Pero este año también ha habido tres lesiones graves. La peor de ellas, la cervical que padeció en agosto un casteller de la Vila de Gràcia. «Somos conscientes de que no existe el riesgo cero, pero trabajamos mucho para mejorar la seguridad», explica el presidente de la CCCC, quien también recuerda que «existen estudios científicos que demuestran que esta actividad no es más peligrosa que muchos deportes».

De los 9.945 castells intentados hasta el viernes (a falta de contabilizar los de este fin de semana y las pocas actuaciones que quedarán pendientes), se descargaron 9.123 (91,7%); otros 302 (el 3,1%) solo se cargaron o quedaron en intento; y los 520 restantes (5,2%) fueron intentos desmontados, es decir construcciones a las que se decide renunciar antes de llegar a la cima. En el 2012, con cerca de un millar menos de castells probados, los porcentajes fueron muy parecidos. «Estos datos por sí solos demuestran la sensibilidad que hay por la seguridad», sostiene Daniel Castillo, responsable médico de la Coordinadora.

El exmadridista Álvaro Arbeloa volvió a acordarse de Gerard Piqué