El Periódico

ACOSO EN LA RED

Una joven italiana se suicida después de que su ex difundiera un vídeo sexual

La víctima, de 31 años, fue objeto de insultos y burlas, y llegó a mudarse de ciudad

Famosos y medios de comunicación participaron en las ofensas

Una joven italiana se suicida después de que su ex difundiera un vídeo sexual

FACEBOOK

La víctima posando en una fotografía extraída de un grupo de Facebook en su honor

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Jueves, 15 de septiembre del 2016 - 13:30 CEST

Una joven italiana de 31 años, Tiziana Cantone, se suicidó el martes de la semana pasada después de más de un año de insultos y humillaciones por la difusión por parte de su expareja de un vídeo de contenido sexual donde ella aparecía.

Su ex se encargó de hacer públicas las imágenes a través de Whatsapp una vez terminada la relación, y el vídeo también llegó a ser compartido en las redes sociales e incluso en algunas páginas web.

VARIAS PARTES IMPLICADAS

El acoso que recibió esta mujer, originaria de Nápoles, no tuvo límites. Se hicieron 'memes', grupos en Facebook y chistes en Twitter con una frase que ella pronunciaba en el vídeo ("¿Estás grabando un vídeo? Bravo"). Incluso algunos medios de comunicacion locales se burlaron de su caso, saliendo a las calles para preguntar la opinión de los ciudadanos al respecto, y un grupo musical llamado Tapandos le dedicó una canción en Youtube que llego a superar las 130.000 reproducciones.

Futbolistas como Paolo Cannavaro y Antonio Floro Flores también participaron de las burlas, compartiendo un vídeo (que posteriormente eliminaron) en el que se repetía la "famosa" frase.

Según publica 'Il Corriere della Sera', la joven llegó a recibir insultos tanto por la calle como en su perfil de Facebook. El diario también recoge el testimonio de una amiga asegurando que la joven estaba "destrozada" y "no había hecho nada".

LA LEY Y LA DISTANCIA NO BASTARON

Ante esta situación insostenible, la napolitana decidió trasladarse a vivir a la Toscana e incluso tenía intención de iniciar los trámites para hacerse un cambio de nombre.

Además, recurrió a la ley para demandar a Google, Facebook y Youtube, exigiendo el derecho al olvido para que retiraran el vídeo y todas las imágenes en relación a su persona en la red, ya que en el 2015 consiguió que el vídeo no apareciera en los buscadores, pero seguía existiendo con otros títulos y menciones. Google aún ofrece más de 230.000 resultados para 'Stai facendo il video? Bravo' (¿Estás grabando un vídeo? Bravo).

OBLIGADA A PAGAR

La semana pasada terminó el juicio que obligaba a todos los portales y redes sociales a retirar los vídeos e imágenes de la víctima. Aun así, según declaraciones a EFE, la resolución también obligaba a la mujer a pagar 20.000 euros a las páginas web demandadas, argumentando que la mujer había consentido las grabaciones. Según recogen los medios italianos, los familiares creen que el hecho de tener que pagar a estas páginas que contribuyeron a su acoso fue el último detonante del suicidio, cosa que ya había intentado antes a consecuencia de estos hechos. "Mi sobrina ha sido asesinada por la web y por la indiferencia de muchos", ha denunciado una de las tías de Cantone, en declaraciones que también recoge EFE.

Varios usuarios han denunciado en Twitter el machismo que hay detrás de este caso y la responsabilidad de todos aquellos que participaron en las burlas.

"El suicidio de Tiziana Cantone, la mujer muerta por un duro vídeo online, no indica los males de internet sino los males de nuestros tiempos"

"Y si me acosan me lo he buscado, y si hago una felación me lo he buscado. Italia, un país retrógrado y machista"

"Y si Tiziana Cantone está muerta también es culpa mía por cada vez que repetí esa broma"

Por el momento, la Fiscalía de Nápoles Norte ha decidido abrir un sumario por inducción al suicidio. Hasta ahora se desconoce la identidad de la expareja de la víctima y autor de las grabaciones que colgó en la red, con el fatal desenlace.

El de Cantone no es el primer caso de suicidio tras la difusión de contenidos sexuales en internet. Dos jóvenes estadounidenses, de 18 y 13 años, respectivamente, se quitaron la vida en el 2008 y 2009, y una canadiense de 15 años hizo lo propio en el 2012 después de grabar un vídeo en el que explicaba cómo la acosaron por culpa de una foto, incluso tras cambiar varias veces de colegio.

La baja de Suárez dibujará un ataque nuevo en el equipo que este sábado se mide al Alavés