El Periódico

CONSECUENCIAS DE LA SEQUÍA

El incendio de Santa Cristina d'Aro entra en fase de control

Todos los vecinos que habían sido desalojados de forma preventiva han podido volver a sus casas

El fuego de Gerri de la Sal, el único que seguía activo en el Pirineo de Lleida, también está controlado

AGENCIAS / Barcelona

Sábado, 10 de marzo del 2012 - 22:39 CET

Uno de los helicópteros recoge agua durante las tareas de extinción.

El incendio que desde este viernes por la tarde afecta a los municipios de Santa Cristina d'Aro (Baix Empordà) y Llagostera (Gironès), que ya ha quemado 393,49 hectáreas, está en fase de control y todos los vecinos que habían sido desalojados pueden volver a sus casas.

Según han informado los Bomberos de la Generalitat, desde las 17.21 horas de este sábado, el fuego se encuentra en fase de control ya que durante el día el viento no ha soplado con intensidad en la zona y se ha podido trabajar en aquellos puntos más activos del perímetro.

Sin embargo, los bomberos continúan controlando la evolución de los focos secundarios que el fuego ha lanzado al exterior del perímetro, así como las zonas que no han quemado en el interior del perímetro, pero que se pueden ver afectadas en caso de que reavive algún punto caliente. El Servei Català de Trànsit ha informado de que la carretera GiV-6821 sigue cortada.

Fuerte viento

Las previsiones para las próximas horas apuntan a que se puede intensificar el viento, aunque, en principio, este episodio meteorológico finalizará el domingo. Durante la madrugada del sábado al domingo, habrá una quincena de dotaciones terrestres y este domingo se incorporará un helicóptero bombardero para apoyar los trabajos de extinción.

También trabajan en el incendio 15 vehículos de las agrupaciones de defensa forestal y se encuentran desplazados en la zona diversas unidades de los Mossos d'Esquadra y efectivos de las policías locales.

400 hectáreas quemadas

A las 13.12 horas, por otra parte, los Bombers han dado por controlado el incendio de Alt Urgell en Calbinyà (Valls de Valira). En la zona siguen trabajando una quincena de dotaciones. También están controlados los fuegos de restantes, el de Montanissell y el de Viu de Llevata, donde varios vehículos harán rutas de inspección por la zona para detectar si hay puntos calientes en los perímetros.

Los Bombers de la Generalitat tienen en fase de control, desde las 12.20 horas, el incendio forestal en Gerri de la Sal (Baix Pallars), el único que quedaba activo en el Pirineo leridano. Esta noche trabajarán una decena de dotaciones y está previsto que este domingo se incorporen tres helicópteros bombarderos para trabajar, sobre todo, en aquellas zonas de difícil acceso.

Según un comunicado de los Bombers que incluye datos facilitados por el cuerpo de agentes rurales, el fuego ha quemado unas 400 hectáreas que pertenecen a los términos municipales de Baix Pallars i Soriguera. Continúan remojando la zona unas 25 dotaciones terrestres de los bomberos de la Generalitat con el apoyo aéreo de tres helicópteros bombarderos.

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona